Los incendios continúan en la selva tropical de Brasil y los científicos advierten que podría dar un golpe devastador a la lucha contra el cambio climático.  El humo ha llegado hasta la ciudad de Sao Paulo, a más de 2.800 kilómetros de distancia.Los bosques se están quedando vacíos, más de la mitad de las especies que habitaban en ellos han desaparecido. El número de mamíferos, aves, reptiles y anfibios que viven en estas áreas forestales ha disminuido alrededor de 53%, según un estudio dado a conocer por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Esta realidad es preocupante porque es claro que los bosques albergan a más de la mitad de las especies terrestres del mundo, las cuales son vitales para mantener la salud del planeta. La pérdida de biodiversidad en estos ecosistemas genera graves afectaciones debido a que los animales que allí habitan cumplen funciones que son determinantes para mantener estas áreas sanas y productivas, como polinizar y dispersar semillas.

No more articles