acid-house-chicago-2013_090113_1357720029_84_

 

Cinco Tracks para sumergirse en el sonido lisérgico del house de Chicago de finales de los 80…

basslinerolandtb-303_090113_1357722099_74_acid-introduccion_090113_1357722124_81_

¿Pero qué es exactamente el acid house? A grandes rasgos “acid” es el sonido que se obtiene al manipular hasta sus extremos los osciladores de la Roland TB-303, un pequeño aparato que la firma japonesa lanzó en 1982 como simulador de un bajo real con el objetivo de que acompañara a los guitarristas en sus ensayos. Como tal fracasó estrepitosamente, pero cuando los productores de Chicago empezaron a combinar sus patrones oscilantes con los ritmos 4×4 de la por entonces incipiente música house dieron con una combinación que incendiaría las pistas de baile para siempre jamás.

Lo que empezó como un fenómeno local gestado en los clubes underground (y mayoritariamente gays) de Chicago acabaría convirtiéndose en un fenómeno de masas en Europa, en gran parte gracias a la eclosión del fenómeno rave en el Reino Unido. Tras ello llegaría la diversificación estilística (géneros como el techno o el trance se apropiaron rápidamente del sonido), su asimilación en el mainstream e, inevitablemente, su perversión comercial. Con el paso de los años, sin embargo, el acid house se ha mantenido como uno los mayores géneros de culto entre la comunidad electrónica.

1. Phuture: “Acid Tracks” (Trax Records, 1987)

phuture-acid-tracks_080113_1357656678_52_

Chicago, 1985. Spanky, DJ Pierre y Herb J, tres adolescentes que hacen sus primeros pinitos en la producción musical, encuentran una Roland TB-303 a precio de saldo. Como no saben usarla empiezan a manipular aleatoriamente uno de los patrones de demostración que incluye y dan con un corrosivo sonido que completan con un poderoso ritmo de TR-707. Pocos días después acuden a The Muzic Box, un club situado en un parking subterráneo donde pincha Ron Hardy, ya por entonces una estrella en las discotecas locales. Le entregan en mano una cinta con la canción y esa misma noche Hardy la pincha por primera vez. La reacción es decepcionante; la pista se vacía. Pero insiste. Al cabo de un rato pone la canción una segunda vez y algunos empiezan a dejarse llevar. A la tercera, la mayoría ya la recibe con los brazos abiertos. A la cuarta, el público se vuelve completamente loco. El virus acid había sido inoculado.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=OKbLI8EufNo

 

2. Sleezy D.: “I’ve Lost Control” (Trax Records, 1986)

sleezy-d-ive-lost-control_080113_1357656752_62_.jpg
 

Aunque “Acid Tracks” fue la primera producción que usó el sonido acid y la que sentó las bases del estilo, no fue editada oficialmente hasta 1987. Así pues, el primer disco de acid house que se publicó en vinilo fue probablemente esta producción de Sleezy-D, uno de los alias del gran Marshall Jefferson. Tal y como el propio Jefferson ha explicado más de una vez, la línea de bajo de “I’ve Lost Control” también surgió por accidente; al no saber muy bien cómo funcionaba la máquina pulsó notas aleatoriamente y obtuvo una secuencia simple pero demoledora. A ello le sumó un ritmo de 808 desatada, vocales tenebrosas pitcheadas a la baja y gritos diabólicos que acentuaban el espíritu enfermizo del track. Sin duda una de las producciones más intensas de la historia.

3. Adonis: “No Way Back” (Trax Records, 1986)

no-way-back_090113_1357720556_86_.jpgAdonis
 

A diferencia de muchos de sus coetáneos Adonis Smith sí era músico de formación, habiendo tocado en diversas bandas de jazz y blues. Inspirado por el “On And On” de Jesse Saunders se pasó al house y en 1986 publicó su lanzamiento de debut, “No Way Back”. Algunos podrían considerar que sus primeras entregas no son acid house propiamente dicho porque, en contraste con la mayoría de producciones de estilo, Adonis no solía retorcer los patrones de 303. Esta aproximación minimalista respondía estrictamente al hecho que el productor buscaba multiplicar el efecto hipnótico de sus tracks. Y vaya si lo conseguía. Poco después repetiría la jugada con “We’re Rocking Down The House”. A día de hoy ambas siguen siendo valores seguros en cualquier fiesta house que se precie.

4. Armando: “Land Of Confusion” (Westbrook Records, 1987)

armando_090113_1357720698_5_.jpgArmando
 

Cuando en 1987 se editó definitivamente “Acid Tracks” se produjo una avalancha de jóvenes productores que imitaban su sonido. Uno de ellos fue Armando Gallop, quién pronto se convirtió en uno de los pioneros por derecho propio. Aunque a lo largo de los años editó otros grandes clásicos como“Downfall” u “Overload”, la primera piedra de su leyenda la puso “Land Of Confusion”. Editada en Westbrook Records (el sello de Chris “Bam Bam” Westbrook) en 1987, la fórmula no varía; 808 a pelo y secuencias de 303 progresivamente psicóticas. Lo reseñable, sin embargo, es el feeling funkoide y extremadamente sensual que transmite la combinación de ritmo y bassline. El track que empezó a demostrar que, además de agresivo, el acid house podía ser tremendamente lascivo.

5. Tyree: “Acid Over (Original Mix)” (Underground, 1987)

tyreecooper_090113_1357720864_54_.jpgTyree Cooper
 

Salta a la vista que una de las características del acid house es su limitada paleta de herramientas. Precisamente es uno de sus grandes encantos. Ya en 1987 algunos productores empezaron a estar saturados de la fórmula básica de caja de ritmos + 303 y empezaron a introducir nuevos elementos a sus creaciones. Uno de ellos fue el productor y vocalista Tyree Cooper, conocido por ser uno de los percusores del hip-house. En la versión original de “Acid Over” incluyó un vocoder, que hasta la fecha había estado más asociado a géneros como el electro-funk o el boogie. El track, que también incluía una sedosa línea de piano, se convirtió en un gran éxito, llegando a ocupar lugares de privilegio en los charts americanos y británicos. El título hacía referencia al cansancio con el sonido acid que mencionábamos pero la inventiva de tracks como este demostró que aún había mucho camino por recorrer.

Source: Play Ground Magazine, Franc Sayol.

No more articles