waziristan_hi1000

Waziristan también bajo ataque.

Un nuevo ataque de Estados Unidos en la Provincia de Waziristan, en la region norte de Pakistan, con vehiculos no tripulados procura limitar y contrarestar la accion de los grupos talibanes y de Al Qaeda que se refugian en la zona. Se trataria del ataque numero 115 lo que representaria el doble de los bombardeos que tuvieron lugar en la misma region en el 2009.

Son 32 los milicianos muertos, entre los cuales figuras de primer plano de la guerrilla islamista, el balance de un ataque aéreo de precisión realizado por la aviación paquistaní. El ataque tenía como objetivo una zona tribal remota del North Waziristan, región montañosa en el nordeste del país, en la frontera con Afganistán. Una fuente del ejército de Islamabad habla de “ataques aéreos bien delimitados” que han alcanzado también a “algunos comandantes” de las milicias fundamentalistas, si bien no especificaron los nombres. Continúa así la campaña militar del ejército contra los talibanes paquistaníes, mientras que están estancados los tentativos de diálogo del gobierno de Islamabad, que querría alcanzar un acuerdo de paz con los talibanes para poner fin a las violencias en el país.

imran han 2

Fuentes de inteligencia del North Waziristan comentan que la zona que fue el objetivo del ataque era un escondite para “terroristas responsables de algunos de los recientes atentados, entre los cuales una explosión en un campo prófugos de Peshawar, atentados en las regiones tribales de Monhmand y Bajaur”, además que otros ataques a las fuerzas de seguridad de la región.

Testimonios locales afirman que en ataque habrían también civiles, que fueron heridos en las explosiones, entre los cuales habrían también mujeres y niños, pero no hay informaciones oficiales al respecto. Es imposible verificar personalmente ya que a los periodistas les está prohibida la entrada al área, pues es considerada un bastión de los talibanes islamistas afiliados a Al-Qaeda. Para muchos gobiernos, entre ellos Washington, se trataría de una de las zonas más peligrosas del mundo.

En enero el gobierno dio las bases para el inicio de un diálogo de paz con el Tehreek-e-Taliban Pakistan (Ttp), que continuaron en las semanas sucesivas del primer Código de conducta en materia de Seguridad nacional. Iniciativas que todavía no han frenado la espiral de violencia, de matriz extremista islámica, que desde hace tiempo ensangrienta al País. Si, por un lado, el Tip prometió respetar el cese del fuego, por otro lado grupos de milicianos talibanes han atacado varias veces instituciones, cuarteles de la policía, objetivos militares. Como respuesta, el ejército realizó una serie de ataques en zonas tribales contra los bastiones islamistas.

La tregua entre el gobierno y los talibanes caducó el 16 de abril pasado, pero los islamistas han confirmado el propósito de querer continuar las tratativas. Por otro lado, en el contexto de los coloquios los talibanes piden la liberación de centenares de prisioneros, el retiro del ejército en muchas zonas tribales en la frontera con Afganistán y la introducción e la ley islámica (sharía) en el País. Con más de 180 millones de habitantes (del cual el 97% profesa el islam), Paquistán es la sexta nación más poblada en el mundo y es segundo entre los países musulmanes después de Indonesia. El 80% es musulmán suní, mientras que los shiítas son el 20% del total. Hay también presencia de hindúes (1,85%), cristianos (1,6%) y sikh (0,04%). Según una reciente estadística, desde el inicio de la campaña de violencia murieron más de 6.800 personas en atentados, explosiones y homicidios clasificados en todo el País.

No more articles