Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Artículo publicado originalmente en: https://www.psyciencia.com

Según una investigación publicada en la revista Journal of Psychopharmacology realizada con 135 mil adultos noruegos, el uso de las drogas psicodélicas como el LSD, los hongos “mágicos” con psilocibina y los cactus que contienen mescalina no incrementarían el riesgo de sufrir problemas mentales.

El estudio detalla que no se encontró asociación entre el consumo de los psicodélicos, la angustia psicológica, depresión, ansiedad, pensamiento e intentos suicidas. Pero lo más llamativo de la investigación fue que las personas que consumían estos psicodélicos, tenían en realidad, menos probabilidades de necesitar tratamientos de salud mental en comparación con aquellos que no consumían.

Los neurocientíficos y autores de la investigación Pal Orjan Johansen y Teri Suzanne Krebs explican que: “en general el uso de psicodélicos no parece ser particularmente peligrosos cuando se compararon con otras actividades que se consideran aceptablemente seguras”. Y añade Krebs, “los expertos en drogas consistentemente posicionan al LSD y los hongos de psilocibina como los menos dañinos tanto para el consumidos y la sociedad en comparación con el alcohol y otras sustancias controladas”.

Lee también: http://medellinstyle.com/tratamientos-terapeuticos-y-de-funcionalidad-con-lsd.htm

Investigaciones anteriores apoyan estos resultados, por ejemplo un estudio anterior de los mismo autores no encontró relación entre el uso de los psicodélicos y trastornos psiquiátricos, como la depresión, trastornos de ansiedad, manía, o alucinaciones visuales. E incluso una investigación independiente evaluó el uso del LSD como tratamiento para la ansiedad y encontró una reducción del 20% de sus síntomas.

MENOS DAÑINOS TANTO PARA EL CONSUMIDOR Y LA SOCIEDAD EN COMPARACIÓN CON EL ALCOHOL

Entonces ¿Por qué los psicodélicos se siguen prohibiendo, si no parecen ser más peligroso que el alcohol? Según los investigadores, la prohibición de los psicodélicos no se justifica por la evidencia científica robusta, sino más bien por el sensacionalismo mediático, la falta de información y los sesgos culturales.

Pero aún con estos descubrimientos, los investigadores se muestran precavidos y advierten que debido al diseño del estudio, no se puede eliminar la posibilidad de que el uso de psicodélicos pueda provocar efectos negativos en la salud mental de algunas personas. Pero esto es normal, pasa con todas las drogas, incluida la aspirina que te tomas cuando te duele la cabeza.

Johansen concluye: ¨con estos resultados es difícil ver cómo la prohibición de drogas psicodélicas puede justificarse con una medida de salud pública¨y Krebs sostiene que la prohibición de los psicodélicos restringe los derechos humanos: ¨Se han planteado preocupaciones de que la prohibición del uso de drogas psicodélicas es una violación de los derechos de creencia y práctica espiritual, pleno desarrollo de la personalidad y del tiempo libre y juego.¨

 

No more articles