'); } else { _e(''); } ?>
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Hoy después de veinte años, una pequeña ciudad  que no supera las 610.000 personas se ha convertido en el ejemplo a seguir de otros estados de India tan contaminados como la capital, Bombay.  De los 29 estados que tiene India, 25 tienen algún tipo de restricción al plástico, pero solo en Sikkim está funcionando la medida. La gente va a los mercados con bolsas de tela y botellas de aceite, los quesos están envueltos en hojas de plátano y amarrados con cuerdas hechas de bambú.   

A pesar de las estrictas leyes contra el plástico, India es uno de los países más contaminados del mundo, su principal río el Ganjes, está profundamente contaminado. Otra de las problemáticas que enfrenta India es que el sistema de reciclaje es precario y no es controlado por el Gobierno, sin ser un país consumidor de grandes cantidades de plástico, ya que según los cálculos se consumen 10.8 kilos per cápita comparado con los 108 kilos que consume Estados Unidos.

Sin embargo, en Sikkim la ley es muy estricta, están prohibidas las botellas de plástico, incluso para los turistas, no existen los platos desechables y su venta es ilegal, los restaurantes tienen una gran regulación gubernamental en cuanto al plástico.

Hace un mes, India aprobó una ley para que el plástico este prohibido en todo el país para el 2022.

Fuente: Último cable

Share on Facebook
Share on Twitter
+
No more articles