Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

Pedro Álvarez de Miranda, miembro de la Real Academia Española (RAE), ha señalado este miércoles la “preocupación” existente en la institución tricentenaria por las malas ventas de la 23ª edición en papel del Diccionario de la Lengua Española, que salió a la luz a finales de 2014, con una tirada de 50.000 ejemplares. Álvarez de Miranda, en una conferencia en el I Curso de verano del Instituto Cervantes, ha lamentado la cantidad de ejemplares sobrantes, tantos que “los almacenes de [la editorial] Espasa Calpe están llenos” de ellos. “Hubo un error de cálculo clamoroso y se pensó que iban a vender más de los que se vendieron, pero la gente prefirió no gastarse los 99 euros en papel y esperar a la versión digital”, aseguró según declaraciones recogidas por la agencia Europa Press. El Diccionario “era una fuente de ingresos para la Academia y de ahí vienen muchos de sus problemas económicos”.

Catedrático de Lengua Española de la Universidad Autónoma de Madrid, Álvarez de Miranda añadió que la editorial Espasa Calpe, perteneciente al Grupo Planeta, “incluso quiso destruir” volúmenes del Diccionario. “Ahora no sabemos qué hacer con ellos y por eso se están regalando a las escuelas”. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con Espasa Calpe para obtener su versión, pero no ha sido posible. Mientras que desde la RAE han querido matizar las palabras del académico, pronunciadas durante su conferencia La evolución de la lengua española en el siglo XXI. “La RAE está realizando algunas operaciones especiales, como ya anunció en junio, que consisten en donaciones de ejemplares a países de África y a distintas comunidades autónomas españolas”, han informado a EL PAÍS fuentes de la institución.

A Costa de Marfil se donaron 2.500 Diccionarios, “destinados a escuelas secundarias y universidades para los más de 2.000 profesores de español en este país africano”. De ellos hizo entrega el propio embajador español en el país marfileño, Luis Prados Covarrubias, en la capital, Abiyán, a la ministra de educación de este Estado de África Occidental. Las mismas fuentes aseguran que otra remesa con el mismo número de ejemplares está lista para su entrega en Senegal, aunque aún no se sabe la fecha exacta, y niegan que, en todo caso, se deba al excedente de diccionarios, “sino a una política habitual en la institución”. Desde la RAE se añade que “se van a donar” nuevos volúmenes a bibliotecas y centros educativos de varias comunidades autónomas, aunque no han podido precisar un número aproximado.

El académico, en su intervención, ha llegado a cuestionar el futuro de la edición en papel del Diccionario, tras su última versión de hace cuatro años. “La pregunta está en el aire y yo no tengo la respuesta, pero el hecho de formularla ya señala por dónde van las cosas. Si se impone la racionalidad, la tirada en papel podría ser muy corta, para coleccionistas o nostálgicos”.

Fuente: El País

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
No more articles