Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Con la aparici?n de nuevos amantes, colegas y enemigos, casos m?s pol?micos y pacientes m?s extravagantes, y el regreso de un asesino serial dispuesto a todo con tal de acabar con el monopolio de la firma Troy-McNamara en los cuerpos y rostros de los residentes m?s acaudalados de Miami vuelve todos los martes a las 10:00pm Colombia, o sea a las 22, por Fox, la tercera temporada de Nip/Tuck , cuyo primer cap?tulo, de una hora y media de duraci?n (con repetici?n el mi?rcoles, a las 2) resuelve buena parte de los misterios que el ciclo creado por Ryan Murphy hab?a planteado en el a?o anterior y, por supuesto, abre una gran cantidad de conflictos nuevos entre sus personajes, que no por nada comienzan cada una de sus consultas m?dicas con un sencillo pero demoledor “D?game qu? no le gusta de usted mismo”.


Ambientada en la lujosa South Beach, la serie sigue las aventuras amorosas y profesionales de dos cirujanos pl?sticos tan opuestos en la superficie como complementarios en el fondo: el hedonista e inescrupuloso Christian Troy (Julian McMahon) y el sensible y neur?tico Sean McNamara (Dylan Walsh), mejores amigos desde siempre y dos de los lados de un tri?ngulo amoroso que se completa con la ex esposa de ?ste, Julia (Joely Richardson). Por supuesto que estos tres personajes tienen m?s de una cosa que no les gusta de s?, de aquellas que no podr?n curar con una cirug?a, con ese peque?o toquecito ac? y all? al que se refiere el t?tulo de la serie.

“Por nuestra profesi?n -celebraba amargamente uno de los cirujanos en el comienzo de la serie-, el ?nico campo de la medicina que est? dedicado a reparar lo que no est? roto y a reconstruir lo irreparable.” Parte del secreto del ?xito de Nip/Tuck -que puede ser tan expl?cita en la descripci?n de los voraces apetitos de sus protagonistas como para bordear un rid?culo que el ciclo sabe fomentar sabiamente- es unir las inseguridades, los miedos y los deseos de los pacientes que tratan los doctores Troy y McNamara con los horribles secretos y traiciones de sus propias vidas aparentemente perfectas.

Empezar de nuevo
Cada uno de los tratamientos a los que se someten sus pacientes -que dan t?tulo a cada entrega-, es entonces, una suerte de par?bola acerca de sus responsabilidades y deseos que los cirujanos deber?n aprender a aceptar de una manera u otra. En este primer episodio, por ejemplo, el siempre sensible McNamara -que no sabe c?mo aceptar el divorcio de su esposa y seguir adelante- debe salvar a una mujer que ha pasado los ?ltimos a?os de su vida sentada en un sill?n frente a la TV, por lo que ha terminado por fundirse con el mobiliario. (Es por tramas como ?sta que su creador suele tener que repetir que todo lo que se ve en la serie est? basado en casos reales.)

Las cosas no van mejor para el siempre desenvuelto Troy, que sobrevive al ataque de un asesino serial llamado The Carver (algo as? como “El tallador”) para desesperar acerca de su futuro y su presente. El psic?pata decidi? tomarlo como blanco como venganza frente a la ayuda que la cl?nica prest? a sus v?ctimas, a las que suele informarlas de que “la belleza es la maldici?n del mundo” para luego dotarlos de una macabra sonrisa permanente. Adem?s del asesino serial -cuya identidad y motivaciones brindar?n buena parte del misterio a este nuevo a?o de la serie-, la tercera temporada de Nip/Tuck contar? con la incorporaci?n de dos nuevos personajes: el brasile?o Bruno Campos ser? Quentin Costa, un exitoso cirujano contratado por McNamara para reemplazar a su err?tico socio, mientras que la brit?nica Rhona Mitra ( Justicia ciega ) interpretar? a Kit McGraw, la detective encargada de cazar al asesino serial a toda costa, que pronto se ver? arrastrada a una serie de trampas y enga?os a manos de v?ctimas y posibles sospechosos del crimen.

Los fan?ticos de la serie festejar?n adem?s el regreso de la siempre estupenda Vanessa Redgrave como la perversa madre de Julia (y madre en la vida real de la actriz que la interpreta), quien suele agregarle una innecesaria dosis de desequilibrio a una mujer ya seriamente da?ada por el peso de sus decisiones -y que en esta temporada deber? aprender a valerse por s? misma, sentimental y econ?micamente-, as? como la vuelta de Famke Janssen como la intrigante Ava, centro de una de las tramas m?s adictivas e inveros?miles de la temporada anterior, que ejemplifica a la perfecci?n la exitosa receta de un ciclo que sabe explotar como pocos aquellas conductas que son blanco de sus dardos m?s venenosos.

No more articles