Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Si bien al encontrar al fin ese conjunto de canciones idealmente acomodadas a nuestra exigencia musical no cuestionamos términos ni mediciones, sabemos que en algún momento surge la duda necesaria por preguntarse ¿de qué va todo esto? Justamente es ahí donde nos damos cuenta que ya se entró en un plano más íntimo con ese género que se quedó insistente resonando en cada espacio milimétrico de nuestro cuerpo. ¡Nos hemos apropiado de la música! Y eso nos lleva a no solo consumirla, sino a ir más allá; Se aprende, se aprecia, se analiza, se escucha y se es parte de ella culturalmente generando una conciencia musical activa.

Desde lo básico hasta lo más complejo, las preguntas que queremos hacer pero no hacemos. #1

¿Qué es un LP, un EP y un sencillo?

Sencillo: Ess una canción que se lanza y se comercializa sola. Es decir, no tiene que estar necesariamente ligada a un disco, aunque la mayoría de las veces sirve para promocionar uno.

LP: Es un disco de larga duración, denominado Long Play y fue inventado por Columbia Records en 1948 para reemplazar los discos de 10 pulgadas que existían en ese entonces y que sólo contenían una canción por cada lado. Este fue el primer formato en lanzarse en vinilo, ya que antes se usaba laca para hacer los discos de 10 pulgadas.
Se considera que cualquier lanzamiento con más de ocho canciones o 40 minutos de longitud es un LP.

EP: Es un disco de reproducción extendida (EP) creado por RCA en 1952. Podemos decir que es aquello que está entre el sencillo y el LP, es decir, tiene, claramente, más canciones que un sencillo pero no tantas para llegar a ser un LP. Se compone por entre cuatro y seis canciones y debe durar menos de 40 minutos (aunque en el Reino Unido ponen el límite en 25 minutos y 4 canciones). En los años 50 y 60, estos discos eran compilaciones de cuatro canciones, servían para promocionar el álbum que el artista o banda lanzaría más adelante.

+MÚSICA +CULTURA

No more articles