Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Esperar al autobús puede ser un verdadero rollo. Suele ser el momento en el que aprovechamos para mirar qué han compartido nuestros amigos en Facebook, contestar los 200 mensajes que tus amigos te han mandado en un grupo de WhatsApp o echar una partidita al Candy Crush. La gente de Short Édition ha tenido una idea genial para que estos ratos de espera sean más amenos y, además, hagamos algo de provecho: una máquina expendedora de historias cortas. Aunque algo antiecológica al ser impresas en papel.

Y es que varios estudios afirman que desde que surgieron los smartphones leemos menos, así que esta iniciativa busca “hacernos rehuir de la tecnología durante un rato y fomentar la lectura” mientras esperamos al autobús. Una de las cosas que más me gustan es que te permiten escoger entre historias de 1, 3 y 5 minutos, dependiendo de lo que le quede por llegar a nuestro transporte público. Ah, y por supuesto, de forma gratuita.

De momento, las primeras máquinas han sido instaladas en ocho espacios públicos de la ciudad de Grenoble (Francia), aunque ya existen iniciativas similares en otras partes del mundo.

No more articles