Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

En el universo no hay lugar para el silencio, si saliéramos a deambular fuera de la tierra descubriríamos hermosos sonidos ambient en atmosferas tenebrosas y frecuencias caóticas que literalmente nos harían estallar la cabeza; esto si tuviéramos un oído adaptado a nuevos espacios ya que nuestro espectro audible es tan solo de 20 Hz a 20 Khz y allá afuera existen sonidos que superan nuestra barrera.

Aun así hay otro punto que aclarar, el sonido requiere de un medio por el cual trasladarse y en gran parte del espacio (no en todo) existe vacío que impide el desplazamiento “la onda longitudinal en que se produce el sonido no alcanza a propagar el efecto sonoro de los fenómenos, porque el aire interestelar o gas caliente no proporcionan el medio adecuado como sucede en la tierra con el aire” pero en otros lugares como los cercanos a los cuerpos celestes donde las ondas tienen agarre y se transmiten, hallamos efectos deslumbrantes.

Por ejemplo tenemos los casos de la sonda Huygens y el Voyager 1 y 2 , artefactos que han viajado por el espacio a satélites y planetas como Titán, de hecho un lugar que retumba por el ruido de su viento; al polo opuesto tenemos a Júpiter, que captado a través de ondas de gas genera un tenue sonido que se asimila a la resonancia que emite la concha del caracol cuando la acercamos a nuestro oído, de igual manera Marte transforma “el grito más potente a un leve susurro debido a su baja densidad atmosférica aunque nos permite reconocer los sonidos como aquí en la tierra”. Aunque los científicos nunca han enviado un artefacto a venus a reconocer frecuencias, suponen que por su densidad atmosférica es un lugar con multiplicidad sonora.

Mientras tanto en las estrellas encontramos por su gran densidad y su rápida oscilación sonidos repetitivos, frenéticos y estruendosos que en ocasiones se asemejan a la seguidilla de los beats; incluso en la muerte de nuestras queridas estrellas se interpretan explosiones ensordecedoras.

Escucha http://www.jb.man.ac.uk/~pulsar/Education/Sounds/sounds.html

De este modo comprendemos porque la materialidad del sonido cambia dependiendo del lugar que ocupemos “la velocidad del sonido es diferente en cada planeta, y depende tanto de la composición de la atmósfera como de su temperatura” por ende no te dejes descrestar por un “dj superstar” pues ya sabes la majestuosidad y la multiplicidad de sonidos que aún permanecen desconocidos, mejor investiga y encuentra la música que en realidad tiene la esencia de hacer vibrar.

Fuentes:

http://voyager.jpl.nasa.gov/spacecraft/sounds.html

http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/los-sonidos-del-universo

https://volantepost.wordpress.com/ciencia/hay-sonido-en-el-universo/

No more articles