Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

tatuarse

En las últimas décadas, la psicología de tatuarse ha sido objeto cada vez más de análisis académicos. Pero lo que lleva a la gente a volver por más, en lugar de conformarse con uno, es algo que ha escapado a los investigadores. Un estudio de 2012 halló que las diferencias de personalidad entre individuos tatuados y no tatuados es “generalmente reducida”, aunque los tatuados tienden a ser más extrovertidos y a mostrar una mayor “necesidad de singularidad”.

“La gente se tatúa por muchas razones, pero esa es la fundamental”. Sin embargo, añade, no hay pruebas de que el carácter de los multitatuados sea diferente al de los que tienen un solo emblema. “No parece haber ningún rasgo que los distinga”, afirma. “No tienen personalidades diferentes. Me parece que, en última instancia, es una preferencia estética”.

Para mucha gente, tatuarse varias veces depende de perderle el miedo a la aguja. Al igual que mucho de lo que fue alguna vez considerado parte de la contracultura, hasta cierto punto la cultura principal se ha apoderado del tatuaje.

La visibilidad de celebridades altamente populares con múltiples tatuajes, como Beckham y Cole, sin duda ha contribuido a la decisión de muchos de tatuarse, algo que antes se consideraba extravagante o antiestético.

Aun así, continúan enfrentando desaprobación. Un informe reciente de la Asociación Sociológica Británica encontró que los tatuajes podrían ser un obstáculo para conseguir trabajo debido a los prejuicios de los empleadores. Un estudio de 2007 sugería que las mujeres tatuadas eran vistas como “menos atractivas físicamente, más promiscuas sexualmente y más bebedoras”.

Al final, no hay una razón única, definitiva por la que algunos escogen tener muchos tatuajes y otros no. Podría reducirse a poco más que gusto personal.

Fuente: bbc.co.uk/

No more articles