Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

El mayor acelerador de partículas del mundo, el LHC del CERN, anunció ayer martes haber descubierto una categoría de partículas, los pentaquarks, de cuya existencia se sospechaba pero nunca había sido demostrada por los científicos. En los test encontraron una resonancia mesón-barión, un falso pentaquark. Ello no quita que sea un gran descubrimiento.
El pentaquark “está compuesto por quarks, es decir, los constituyentes fundamentales de los protones y de los neutrones, ensamblados en una configuración que no había sido jamás observada en más de 50 años de investigaciones experimentales”, explicó el portavoz del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), Guy Wilkinson, en un comunicado.

Por cierto, en el artículo de LHCb se puede leer “Different binding mechanisms of pentaquark states are possible.” Luego dejan caer de forma explícita que no se mojan sobre si es un pentaquark verdadero o falso, todos caen en el mismo saco, el de los pentaquarks. “Tight-binding was envisioned originally [2, 3]. Examples of other mechanisms include a diquark-diquarkantiquark model [33, 34], a diquark-triquark model [35], and a coupled channel model [36]. Weakly bound “molecules” of a baryon plus a meson have been also discussed [37].” El artículo de Karliner y Rosner es la referencia [35], siendo la que mejor se ajusta a las observaciones de LHCb. Por supuesto, futuros estudios, en los próximos años, deberán confirmarlo.

No more articles