Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Los resultados indican que fumar cannabis no incrementa, o incluso reduce, la incidencia de cáncer asociado al humo del tabaco. Si bien el humo del cannabis contiene niveles más altos de los cancerí­genos hidrocarburos aromáticos policí­clicos (HAP) que el del tabaco, puede que no signifique que los fumadores de cannabis tengan mayor riesgo de cáncer que los de tabaco, dado que la cantidad de HAP es menos importante que la influencia de las sustancias derivadas de los HAP por la activación de ciertas enzimas del hí­gado.

“No es de extrañar que, al añadir al alquitrán del tabaco delta-9-THC, se reduzca notablemente su actividad” en experimentos realizados con células cancerosas, afirman los autores en un artí­culo para el Journal of Psychoactive Drugs.

Un equipo formado por once cientí­ficos de EE.UU. y Taiwán ha analizado los datos correspondiente a investigaciones básicas y han re-evaluado un estudio epidemiológico realizado por Sidney en 1997.

Se sabe que fumar cannabis causa lesiones pre-cancerosas, también observables en los fumadores de tabaco. Sin embargo, los estudios demuestran que estas lesiones precoces “puede que tengan poco o ningún valor predictivo”, y que son “generalmente reversibles y, a menudo, revierten espontáneamente”. En estudios realizados con monos “la exposición prolongada al humo de la marihuana no produce efectos cancerí­genos”.

En el estudio de cohortes de Sidney et al. (1997), hecho con unos 65.000 sujetos, se observó un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de pulmón entre los que fumaban tabaco en comparación a los fumadores de cannabis después de un perí­odo de observación media de 8’6 años. Además, los fumadores de cannabis presentaban un significativo menor riesgo de cáncer de pulmón que los que no fumaban cannabis.

Como explicación, Sidney afirmaba que el estudio no habí­a sido lo suficientemente duradero para encontrar un aumento de la incidencia de cáncer en el grupo consumidor de cannabis, e hicieron notar que “por sorprendente que parezca, el perí­odo de seguimiento fue suficiente para observar 179 casos de CRT [cáncer relacionado con el tabaco] (incluidos los de pulmón) entre los FT [fumadores de tabaco]”. Si el riesgo de sufrir cáncer fuese igual entre los fumadores de tabaco y los no fumadores, cabrí­a esperar 130 casos entre los fumadores de tabaco. Sin embargo, sólo se observaron tres casos de cáncer relacionados con el tabaco entre los fumadores de cannabis. Si la incidencia de cáncer relacionado con el tabaco en fumadores de cannabis fuese igual a la de los no fumadores, “entonces cabrí­a esperar 16 casos en en grupo FM [fumadores de marihuana]”.

(Fuente: Chen AL, Chen TJ, Braverman ER, Acuri V, Kemer M, Varshavskiy M, Braverman D, Downs WB, Blum SH, Cassel K, Blum K. Hypothesizing that marijuana smokers are at a significantly lower risk of carcinogenicity relative to tobacco-non-marijuana smokers: evidenced based on statistical reevaluation of current literature. J Psychoactive Drugs 2008;40(3):263-72.)

No more articles