La transacción solo está pendiente ya de los órganos de competencia de la UE y de EE.UU.

2020531_n_vir1

 

Nokia dijo ayer adiós a los móviles, tras 25 años fabricando estos dispositivos. Sus accionistas aprobaron en una junta extraordinaria la operación de venta de la unidad de móviles a Microsoft por 7.200 millones de dólares (5.440 millones de euros). Tras cuatro horas y media de reunión en un estadio de hockey sobre hielo (por la afluencia de accionistas que hubo), la operación fue aprobada con el voto favorable del 99,7% de los 5.000 accionistas participantes, que representaban a un 80% del total.

Nokia anunció el pasado septiembre que había llegado a un acuerdo para vender su negocio de móviles y para licenciar sus patentes a Microsoft. Ahora, superada la aprobación de los accionistas, se espera que la transacción se formalice definitivamente en el primer trimestre de 2014, después de que los órganos de competencia de la UE y de EE.UU. hayan dado el visto bueno.

La promesa del consejero delegado en funciones de Nokia, Risto Siilasmaa, de que parte de los ingresos procedentes de la venta serán repartidos entre los accionistas ayudó a los pequeños inversores finlandeses a pasar el amargo trago de ver desaparecer uno de sus símbolos nacionales. La misma agencia añadió que no faltaron las críticas al anterior consejero delegado de Nokia, el canadiense Stephen Elop, a quien muchos acusaron de haber trabajado para Micrososft desde que se incorporó a la compañía.

Nokia se dedicará ahora a la fabricación y mantenimiento de redes de telecomunicación y al desarrollo de mapas digitales y servicios de geolocalización. La firma competirá sobre todo con fabricantes como Huawei, ZTE, Alcatel-Lucent y Ericsson. La unidad Nokia Solutions and Networks genera unos 13.300 millones de euros anuales. La compañía también gestionará su extensa cartera de patentes de telefonía móvil, un negocio con el que ingresa unos 500 millones anuales.

Las acciones de Nokia cayeron ayer un 3%, pero sus títulos cerraron el lunes a 6 euros, duplicando su valor desde que se anunciara la venta a Microsoft en septiembre. Desde principios de año, han subido un 98%.

La venta de los móviles de Nokia se ha producido después de que la firma perdiera su liderazgo en telefonía móvil frente a compañías como Samsung Apple, y tras entrar la empresa en un declive financiero peligroso. Solo en 2012 Nokia perdió 3.106 millones. La firma, que confía su futuro a los nuevos Lumia con Windows, es octava en el negocio de los smartphones.

Fuente: W Radio

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!