Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Generalmente creemos que a la caneca de la basura va todo lo que no necesitamos y queremos desechar inmediatamente para que no ‘estorbe’ en nuestras casas. Que una cascara de huevo, pa’ la caneca. Que lo que sobró de la comida, pa’ la caneca. Que unas pilas que ya no sirven, pa’ la caneca. Que un bombillo fundido, pa’ la caneca. Que los medicamentos vencidos, pa’ la caneca.

¡Pero ojo!, no todos los residuos que generamos se deben tirar a la basura: muchos son reciclables o se pueden reutilizar. Otros, por su parte, no podemos desecharlos porque son altamente contaminantes. Estos no deberían ir a parar a los rellenos sanitarios, puesto que allí solo pueden albergarse materiales cuyos lixiviados sean de fácil tratamiento y que al descomponerse no contaminen los suelos y las quebradas.

1. Bombillas ahorradoras: 

¿Que las bombillas ahorradoras son altamente contaminantes?, ¿no pues que consumen menos energía lo cual es bueno para el medio ambiente?, ¿no las compramos pues para que nos ahorramos unos pesitos en la factura de energía?

2. Batería y pilas: 

¿Sabías que una sola pila de mercurio puede contaminar hasta 1.000 litros de agua, una alcalina 167.000 litros y una de óxido de plata contamina 14.000 litros?

3. Llantas:

Entre 350 y 500 años tarda una llanta en degradarse. Esto, además de sus componentes, hace que no sea un residuo bienvenido en los rellenos sanitarios pues impide que todo el proceso de descomposición que se da en estos lugares tarde cientos de años, lo cual no es sostenible ni amigable con el medio ambiente.

4. Artículos electrónicos:

Según Greenpeace, en los últimos años el ciclo de vida de artículos electrónicos como computadores se ha reducido notablemente, lo cual incrementa la generación de residuos de este tipo y por ende contaminación al medio ambiente.

5. Medicamentos vencidos:

En este campo también se incluyen las gasas y jeringas usadas y otros residuos que comúnmente se llaman ‘residuos hospitalarios’.

6. Productos insecticidas:

La marca que indica peligro en los envases de insecticidas y otros productos tóxicos no es de ‘bonito’ y ya. De entrada, estos productos nos dicen que si no se manejan adecuadamente, incluso antes de desecharlos, pueden ser peligroso para la salud de las personas y del medio ambiente.

Fuente:

 http://descubre.mdeinteligente.co/ni-a-la-basura-ni-al-reciclaje-ojo-con-estos-6-residuos-peligrosos-donde-depositarlos-medellin/

No more articles