El decreto no aplica a ninguna familia que ya haya sido separada, y las políticas existentes imponen la responsabilidad a los padres de encontrar a sus hijos bajo la custodia del HHS y tratar de reunirse con ellos.

El presidente Donald Trump firmó un decreto “sobre cómo mantener unidas a las familias y al mismo tiempo garantizar que tengamos una frontera poderosa”.

No hay nuevos procedimientos especiales para esos niños.

 

No more articles