Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Hace mucho tiempo que la moda dejó de ser la foto de la modelo en la revista de mamá, y paso a ser un importante fenómeno sociológico y psicológico en grandes ciudades del mundo, y por que no; en Medellin. Con la diferencia que a pesar de ser una ciudad con una gran industria textil de mas de 100 años, el gusto del consumidor y la industria en general por esta no pasa mas allá de comprar y fabricar un producto, más no la “experiencia” de comprar u ofrecer una marca.

Y no necesariamente el llamarse fiel a una marca es ser exclavo de la misma, es la manera como me identifico con lo que me ofrece, lo que me hace sentir bien de esa marca, y lo que ésta me permite expresar; por eso hablo de un fenómeno psicológico. Si estoy triste me pongo el buzo negro, si estoy feliz la camiseta azul y si me siento muy bien el pantal?n de drill. Es un caso que a todos nos pasa, y es normal, solo que no somos completamente conscientes de ello.

Ahora, en la ciudad esta sucediendo algo que pasó en Europa y Estados Unidos 10 años atras como mí­nimo, en términos de diseño, propuestas nuevas de vestuario, de grafí­a, y de mobiliario, locales, urbanas e innovadoras, y aún más importante, propuestas de marca y producto que funcionan perfectamente, impulsadas en programas del gobierno local, incubadoras empresariales y universidades tanto privadas como públicas.

Un proceso que apenas inicia en Medellí­n y que desde ya se pueden ver resultados como la idea “La Ví­a Primavera”, buena para unos mala para otros, el caso no es parcializar, al menos se ven propuestas de marca que ofrecen mas de lo que se puede comprar en un centro comercial o en un supermercado y no solo el producto como tal, sino de lo que hablaba comienzo; con lo que me identifico. La “mecha dominguera” como lo podriamos llamar para muchos dejó de ser la misma y pasó a ser una propuesta única gracias a esto. Porque tener el mismo pantalón, la misma blusa, la misma camiseta que tienen otras 10.000 personas en la ciudad cuando hay alguien que me ofrece más y mejor, de una manera mas original, donde hay experimentación con la silueta, los materiales, las texturas y los acabados. Y eso lo hace un fen+omeno sociológico.

Depende de nosotros como consumidores aprovechar esta alternativa naciente. Medellí­n es una ciudad neotradicional por excelencia, no es malo… pero podria ser mejor, el miedo constante de ser criticado por la manera como otros me ven desde como me visto es la causa de este neotradicionalismo; el que dirán.

Yo digo SUERTE CON ESO. Experimente, ensaye con lo que nunca se pondria, peinese diferente, maquillese diferente, el tener un escote no necesariamente es sexy, se puede ser sexy sin necesidad de mostrarlo todo; muchas veces menos es mas, el pantalón descaderado esta mandado a recoger, y si no pregunte en Diesel, no es mentira; otra vez la misma camisa polo? otra vez el mismo estampado?. Salga de Oviedo o el Tesoro por primera vez en su vida y compre propuestas de diseño locales. La palabra clave aqui es experimentar, y hay material para hacerlo.

No more articles