Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Se trata de un fenómeno que está adquiriendo magnitudes inusitadas. Una vez más podemos decir que la facilidad que ofrece Internet para establecer contactos de todo tipo es un factor que contribuye en gran medida para que se produzcan tantos encuentros sexuales ocasionales.

Que conste que no intentamos realizar un juicio moral o de valor al respecto, más bien deseamos explorar una situación real y común de esta época.

Mucho se ha hablado de que Internet está transformando el mundo, las sociedades y un amplio número de costumbres culturales. Por sus características, es un medio capaz de ofrecer gratificaciones inmediatas y a corto plazo. Todos sabemos que su principal producto es el sexo, en todas sus vertientes.

Hasta hace poco, algunas personas optaban por dejar un anuncio en un tablón de contactos con la esperanza de recibir respuestas un tiempo después, que les llevarían a conocer a personas nuevas. Un aspecto importante de su intención probablemente era encontrar al hombre o a la mujer ideal. La gestión en dicho sistema requería de tiempo, paciencia e imaginación. Tras tener que esperar a una respuesta, la gente no siempre quería que el sexo fuera el principal ingrediente en una primera cita, su apuesta quizás llevaba implícitos aspectos más emocionales y románticos.

Sin embargo, con el uso de Internet, se ha incrementado extraordinariamente el número de anuncios de personas que explícitamente buscan sexo y sólo sexo. Y son muchas quienes consiguen su cometido. Es así que día a día en el planeta, se producen millones de encuentros entre desconocidos con el único propósito de tener sexo. Esto, en otras épocas, hubiera sido impensable.

Es necesario reconocer esta realidad para abordarla con la debida consideración y para prevenir consecuencias. En primer lugar, es fundamental que las personas que se embarquen en estas experiencias tomen las medidas necesarias para proteger su integridad, ya sea física, psicológica o emocional. La salud debe ser una prioridad y esto implica evitar conductas sexuales de riesgo que pongan en peligro la salud de los implicados. Asimismo, es muy conveniente que tengan preparadas estrategias por si les interesa abortar la operación. Y sobre todo, que comuniquen a alguna persona de su confianza el paradero de cada uno de sus encuentros, por si surgen complicaciones o se produce una situación peligrosa.

¿Alguna vez has quedado con una persona desconocida con el único propósito de tener relaciones sexuales? ¿Qué precauciones has tomado? ¿Conoces a personas que buscan contactos sexuales ocasionales en Internet? ¿Qué otros modos de contacto conoces para tener sexo a corto plazo? ¿Consideras que Internet ha cambiado tu vida sexual? ¿Conoces alguna anécdota sobre el tema?

Por M. PÉREZ, J. J. BORRÁS Y X. ZUBIETA (SOITU.ES)

No more articles