Un artículo realizado por científicos de la Universidad de Copenhague, la Universidad Nacional de Australia y el Instituto de Investigación de Efectos Climáticos de Potsdam, en Alemania concluyó que si el hielo polar continúa derritiéndose, los bosques reduciéndose y los gases de efecto invernadero aumentando a nuevos máximos (como ocurre actualmente cada año) la Tierra llegará a un “punto de inflexión”, es decir, un punto de daño irreversible para el planeta, poniéndolo en riesgo de caer en un irreversible estado “Invernadero”.El planeta necesita urgentemente una transición a una economía verde porque la contaminación por combustibles fósiles amenaza con empujar a la Tierra hacia un duradero y peligroso estado. Seguir cruzando ese umbral garantizaría un clima de 4-5 grados Celsius mayor que en la era preindustrial, y niveles del mar de entre 10 y 60 metros más altos que hoy. Para fines de siglo o incluso antes, los ríos se desbordarían, las tormentas causarían estragos en las comunidades costeras y los arrecifes de coral desaparecerían. Así como el deshielo polar llevaría a niveles del mar dramáticamente más altos, inundando las tierras costeras que albergan a cientos de millones de personas, volviéndolas inhabitables

“El promedio de las temperaturas globales podría exceder el de cualquier período interglaciar -es decir, las épocas más cálidas que se producen entre las Edades del Hielo- de los últimos 1,2 millones de años”.

Las personas deben cambiar inmediatamente su estilo de vida para ser mejores tripulantes de la Tierra. Los combustibles fósiles deben reemplazarse por fuentes de energía de bajas o nulas emisiones, y deberían crearse más estrategias para absorber las emisiones de carbono, como poner fin a la deforestación y plantar árboles para absorber dióxido de carbono. Es necesario mejorar las prácticas agrícolas, la conservación de tierras y costas y las tecnologías medio ambientales.

Fuente: El Espectador

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!