Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Madrid. (EUROPA PRESS).- La Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y Delitos Relacionados (ONUDD) ha “pedido disculpas” y ha querido quitar rigor científico al Informe Mundial de Naciones Unidas relativo al 2006 en el que se situaba a España como primer país del mundo en consumo de cocaína, según informó hoy el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, durante su comparecencia en la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de la Droga.

En este sentido, Soria informó de que el director ejecutivo la ONUDD se disculpó por carta ante el Gobierno español por “el tratamiento y la forma” en que esos datos llegaron a la sociedad española, después de que Sanidad protestará por la “escasa fiabilidad del informe y la escasez de rigor científico”.

En dicha carta, Naciones Unidas aseguró haber advertido expresamente que “no estaba en situación de verificar la exactitud de los resultados que ofrecía”. De hecho, reconoció “el compromiso” de España en el control de las drogas y el “constante esfuerzo” de España para reducir la oferta y la demanda de cocaína en Europa.

Dicho informe atribuía a España el primer lugar en el consumo mundial de cocaína, teniendo en cuenta el dato de la última encuesta domiciliaria 2005-2006 que cifraba la prevalencia en los últimos doce meses en un 3 por ciento entre la población de 15 a 64 años.

Sin embargo, la ONUDD manifestó que los datos tienen diferentes referencias temporales de modo que, mientras que los datos españoles eran los más recientes, los de los Países Bajos correspondían a 2001, los de Irlanda a 2002, los de Grecia a 2004, y los de Italia y Francia a 2005, por lo que “cualquier comparación entre los mismos debe acometerse con la máxima cautela”, explicó el director ejecutivo de este organismo de Naciones Unidas en su carta a Soria.

Además, en países como Reino Unido, que comparte con España la misma referencia temporal, se pasó de una prevalencia del 0,5 por ciento en 1996 al 2,4 por ciento de 2005, multiplicándose su prevalencia por cinco en los últimos nueve años. En España, la prevalencia en el mismo periodo se multiplicó sólo por 1,7, explicó el titular de Sanidad.

De igual modo, los datos no se referían a grupos de población homogéneos por edad, ya que Italia abarcaba un grupo de edad de 15 a 54 años, Irlanda a partir de los 18 años y el Reino Unido de los 16 a los 59 años.

Nivel de drogas en aguras residuales
Por otro lado, en dicho informe de Naciones Unidas se recogieron las conclusiones de un pretendido estudio de investigación sobre los niveles de drogas en aguas residuales de distintas ciudades europeas, incluidas algunas españolas.

En este aspecto, Soria explicó que ninguna revista científica ha publicado este estudio al tiempo que, según un informe encargado por Sanidad a la Universidad de Autónoma de Madrid, la estructura y contenidos de este informe “no se correspondían con los de un trabajo científico y riguroso”.

Al mismo tiempo, la “insuficiente explicación de los métodos utilizados cuestiona seriamente la validez de sus resultados”, motivo por el cual Sanidad mostró su preocupación e inició tal protesta a Naciones Unidas.

No more articles