Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

11214191_1020347154656809_8733949203485483152_n

El Sábado antepasado pudimos presenciar uno de los sets más frenéticos de este año cuando la fórmula replicante acumula la vista y una de la estrategias más comerciales es generar un molde que se repita, no queriendo decir que el contenido no sea peculiar o en algunas veces muy original, pero no deja de mostrarse como si solo existiera un empaque. La música electrónica tiene miles de formas y el Jazz es una de los más complejos de utilizar a manera fusión. Audio Werner lo logró.

Andreas Werner no había querido a venir a Colombia por puro miedo, al contestar con algo de pudor, le respondimos que como no todos los Djs de su circulo que ya nos habían visitado no le habian contado sus experiencias, mal que bien y algo tarde, y luego de un Pandeyuca, una Arepa de Chocolo y algo de chicharrón Andreas Werner preguntaba porque los yarumos son blancos como la coca.

Comenzó a darse cuenta que no todo lo blanco era polvo en nuestro país. Así recién llegado de Bogotá y sin saberlo que habían puesto algunas bombas sin victimas fatales… abriendo los ojos y dejándose llevar. En la discoteca ya ansioso, abrían Morris, Kundera y Markovich, mucho sazón en la pista. Andreas toco por 4 horas y media seguidas y se quedó corto como casi todos los que vienen a Medellín a entregar su Buena música.

Un set a discos de buen techno todo, deep house minimalistico y buen tribal de baile. Una curva perfecta y para sorpresa muy buen Dj. Para celebrar y despedir su estadía el tabaco orgánico y el tequila despidieron al señor del Jazz, y con el Jazz se fue bailando la gran fórmula de Audio Werner.

No more articles