Share on Facebook
Share on Twitter
+

Científicos noruegos están seriamente preocupados por el derretimiento de la capa más resistente de hielo en el Ártico. De acuerdo con los datos recogidos por los científicos daneses y de otras nacionalidades que estudian el hielo en la isla de Groenlandia, este año ya se han presentado dos episodios en los que ese hielo ha comenzado a sufrir procesos de deshielo, es decir, han aparecido grietas en el bloque de hielo más macizo de todo el Polo Norte. Esta es la primera vez que sucede esto desde que se tienen registros.

“El hecho de que el bloque de hielo se haya vuelto móvil quiere decir que este último rincón de hielo pesado se está convirtiendo en una trozo de hielo como cualquier otro en el ártico”. Peter Wadhams

De acuerdo con la estación climatológica Kap Morris Jesup, la semana pasada se presentaron records de temperatura de 17 grados y vientos cálidos que ocasionaron la ruptura de las placas de hielo. La mayor parte del hielo ártico era un acumulado de varios años, pero debido al calentamiento global ese tipo de placas cada vez son más reducidas. La única zona en la que el hielo con capas de diferentes años había sobrevivido era en el norte de Groenlandia, pero este relicto ahora se ha abierto y se está alejando de la costa.En promedio, tiene más de cuatro metros de ancho y puede acumularse en bloques de 20 metros de ancho o más. Esa enorme masa de hielo no puede moverse fácilmente. Sin embargo, el pasado invierno (entre Febrero y Marzo) el viento logró alejar estas capas de hielos del borde costero con facilidad, esto debido a que las temperaturas se situaron por encima de los 0 grados y vientos cálidos, una situación anómala pues normalmente en esa época las temperaturas no superan los -20 grados.

“El Servicio de Hielo Noruego muestra que la cobertura helada del Ártico de esta semana es 40% más pequeña comparada con los registros de la cantidad de hielo en la región de los últimos 37 años (desde 1981)”.

El derretimiento de los Polos no solo afecta gravemente la alimentación y supervivencia de especies como el oso polar, sino que amenaza con acabar con la corriente marinas más importantes para regular el clima mundial: la corriente del Golfo. Esta cinta de agua cálida, que recorre todo el planeta, está en su momento más débil de los últimos 1.600 años. Al derretirse el hielo en los Polos, la corriente pierde potencia, lo que podría tener devastadores efectos como el aumento de los niveles del mar, tormentas y olas de calor sin precedentes.

Referencia: El Espectador

Share on Facebook
Share on Twitter
+
No more articles