Share on Facebook
Share on Twitter
+

En el marco del Festival Internacional de Música Electrónica FREEDOM, que se llevará a cabo el próximo 2 y 3 de febrero en Medellín, la talentosa Dj y productora colombiana Kriss Salas brindó parte de su tiempo para hablar sobre su carrera musical y las expectativas que tiene sobre este gran evento. Esta es probablemente una de las conversaciones más espontáneas y amenas que he tenido recientemente acerca del tema, quizás porque Kriss y yo somos contemporáneas, porque crecimos alrededor del mismo tipo de música, o porque compartimos vivencias y gustos similares. Lo cierto es que ella es una persona realmente honesta, que disfruta tanto de la soledad como del estar rodeada de gente. Ella se describe como una persona perfeccionista, una característica que está muy a su favor, que la condujo a lograr sus metas desde temprana edad y que hoy en día le da validez a su arte. Tanto buenas como malas experiencias han forjado su sólida y cautivadora personalidad, esa que se evidencia cada vez que la vemos detrás de los decks.

Ella comienza hablando de Nueva York, donde vivió alrededor de tres años. Se fue a finales del 2010 porque tuvo la oportunidad de tocar allá y en Miami. Con emoción me dice: ¨Mi toque pego bastante, entonces iba y venía de Estados Unidos a Medellín hasta que me quedé allá varios años¨.

Entre esos trayectos ha pasado por muchos géneros, ha tenido la capacidad para experimentar con ellos y nunca se ha encasillado en ninguno.  ¨Para mi un punto a favor es que nunca estudie en una academia, al comienzo tenía un novio que era Dj y se movía por el house y el progressive; en el 2000 aprendí a mezclar con él pero sin intenciones de tocar, era sólo por diversión. Me gustaba, siempre estuve metida en la música durante mi infancia y mi adolescencia. Tocaba en una banda, cantaba, aprendí a tocar desde triángulo, hasta guitarra y percusión. Ese aprendizaje siempre se quedó conmigo ¨.

Me cuenta que un día inesperado su novio estaba tocando y en ese momento ella decidió probar cómo era. Las personas que estaban en el lugar la escucharon y le ofrecieron un toque, al que ella se negó en una primera instancia. Luego de un tiempo la programaron y no pudo negarse. ¨Sacaron un flyer y todo¨, dice entre risas. ¨Decía Dj Cris¨.

¨Les dije que cómo se les ocurría, que yo no tenía discos ni nada, pero finalmente lograron convencerme. Por eso digo que prácticamente comencé de cero. Ese día la discoteca estaba llena, cometí varios errores, pero así aprendí a mezclar con el público en frente. De todo eso aprendí mucho; sin embargo, yo soy muy perfeccionista, soy de mucha autocrítica, a mí me pueden decir cien cosas buenas pero una sóla mala y de una vez me obsesiono, trato de cambiarlo a como dé lugar. A veces me doy cuenta que soy muy dura conmigo misma¨.

¨Me costó liberarme del estigma de lo que significaba ser una mujer Dj. Me criticaban y no me valoraban por ser la novia de un Dj. Decían que yo tenía muchos toques porque era la novia  o porque era bonita. Eso me desmoralizaba pero nunca me rendí. Yo hacía lo me gustaba y lo disfrutaba¨.

Hablamos de cómo el hecho de ser mujer tenía sus pro y sus contra. Por un lado, no era la típica imagen del Dj masculino, era algo nuevo que llamaba la atención, pero por otro lado había discriminación. En esa época muchas mujeres se vendían por el físico ya que no tenían talento.

Con el tiempo Kriss fue adoptando su propio estilo y mejorando. Ser de la generación de los ochenta le dio la oportunidad de experimentar con los muchos formatos que vinieron después del tornamesas, con ello obtuvo la versatilidad al mezclar que ahora la caracteriza. Una de sus inspiraciones siempre fue la bogotana Alexa, ya que en Colombia casi no habían mujeres Djs.

Kriss se graduó de bachiller en 1996 y en el 1997 empezó a estudiar odontología, en ese momento no había otra opción y con 16 años no supo decidir lo que quería hacer el resto  su vida. Tuvo una experiencia transcendental, el fallecimiento de su madre en 1998, lo que le dio un vuelco total a su vida, pero con ello también entereza de carácter, lo que se aprecia al pasar tan solo unos minutos hablando con ella. Demuestra ser una mujer segura de sí misma y con una sencillez digna de admirar.  

A finales de los noventa vivía con lo que recibía de la pensión de su madre, lo que le duraría hasta los 25 años mientras estuviera estudiando.  En ese momento empezó a darse a conocer en la música mientras que sacaba diplomados de odontologia, de investigación, de ciencias básicas y estudiaba inglés. Después pensó en sacar otra carrera o hacer una especialización en otra área que le gustara. Se decidió por diseño de espacios arquitectónicos. Pero fue inevitable que el mundo de la música se fuera filtrando cada vez más. Le iba muy bien, la agenda se le llenaba los fines semana. Viajaba a diferentes ciudades y países (iba a República dominicana 2 veces al mes, a Mexico, a Ecuador, a Venezuela…), recorrió bastante Panamá y Estados Unidos.

¨La vida lo va empujando a uno, no es uno el que escoge las cosas. Hay una frase muy cierta y que me gusta: uno planea y dios se ríe. Uno dice yo voy a hacer esto y él por otro lado dice si claro, jaja¨.

¨Pero bueno, regresando al comienzo de la historia, fue en Nueva York que me cambió en chip, dice. Descubrí un mundo completamente nuevo a través del techno. Además todo era diferente, le ponía atención a los sonidos de las ciudad, se escuchaba música por debajo del tren. El ambiente me enamoró y empecé a explorar con diferentes sonidos, a escuchar emisoras underground, y como siempre fui rockera, el techno naturalmente me gusto por ser más alternativo y pesado¨.

Kriss deja claro que para llegar a experimentar en la onda de techno, el house fue esencial en su vida. ¨Fue la base de todo mi progreso al regresar a Colombia¨, explica. En ese momento encontró una escena electrónica caída (2012-2013). Había un montón de mujeres tocando, les pagaban muy bien pero se sabía que era solo por la imagen. Todas las fiestas de mujeres Djs se llamaban ago así como Sexy Djs. A ella no le interesaban, no eran musicalmente atractivas y de ninguna manera le iba a sacar provecho a su imagen. Empezó a rechazar las ofertas y no volvió a tocar a lo largo de tres años aproximadamente. Fue muy duro para ella, pero todo eso le dio el tiempo que necesitaba para dedicarse a investigar y a experimentar con estilos y sonidos nuevos.

¨La diferencia entre el house y el techno es que en el house se trata de que no se perciba la mezcla, en cambio en el techno se vale ser agresivo, experimentar con sonidos crudos; en este momento estoy trabajando en arriesgarme más en ese sentido¨.

Ella reconoce que su técnica es buena pero que todavía le falta experimentar con sonidos más osados. Es muy receptiva a la opiniones y consejos de los demás. ¨Andrés Gil ha sido un un Dj y productor esencial en mi formación, de él he aprendido mucho sobre técnica y producción. Anteriormente había hecho algunas colaboraciones en otros sellos, pero nunca había hecho un disco sola, algunos amigos me habían dado las bases, pero con Andrés he aprendido mucho, además de que me ha servido de apoyo¨.

Presiona aquí para escuchar su Podcast en MIXCLOUD

Al preguntarle sobre el Freedom, sus ojos se iluminan. ¨Cuando José Luís me dijo que tocara en el Freedom casi me muero, para mí ha sido un sueño formar parte de este evento tan importante. Estoy muy emocionada porque es algo que siempre he querido, él también ha sido otra persona que me ha aconsejado bastante y por eso estoy muy agradecida.¨

El estilo de Kriss Salas es sutil pero fuerte. Ella trata de escoger música fina pero también música que tenga agresividad y sea mas fuerte. Ahora le gusta explorar muchas cosas y afirma estar arriesgándose a tocar con sonidos que se salgan un poco de lo que ha venido haciendo. Ahora incorpora breaks fuertes e incluso elementos más calmados, más ácidos o más electro. Es una artista dedicada, y así como ha pasado su vida formándose en diferentes áreas, quiere continuar con estudios de producción musical.

Kriss estará en GMID ARENA del FREEDOM el día viernes 2 de febrero. ¡No se pierdan de escucharla!

Maria Villa

mbvilla80@gmail.com
Share on Facebook
Share on Twitter
+
No more articles