Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Johannes Heil nos dejó conocer su estudio para hablar de su reciente LPJohannes Heil es un productor que desde mediado de los años noventa ha venido sumando álbum tras álbum para armarse una respetada discografía en diferentes labels del mundo. Él, quien hace algunos meses se embarcó en desarrollar The Black Light, un nuevo LP compuesto por diez escenas, convirtió el track “Scene Eight” en una de las pistas más sonadas gracias a relevantes artistas como Ben Klock, Marcel Dettmann, Nina Kraviz o Rødhäd.

Antes de meternos virtualmente en el estudio del productor, ubicado en Alemania Central, cerca de Frankfurt am Main, el productor nos cuenta que desde el primer pensamiento hasta la estancia final de la edición del álbum, se demoró dos meses.

Para que nuestros lectores se hagan una idea de lo maravilloso que es tu estudio, comparte una foto para ver la panorámica de la que disfrutas día a día.

Bueno, ahora mismo dejo las cortinas del estudio cerradas ya que no me gusta tener la vista del otoño o invierno. Las abriré de nuevo en primavera y verano para volverlas a cerrar con la llegada del otoño. Por ahora, mi vista está bloqueada por dos cortinas negras.

2

Háblame un poco de cómo se desarrolló The Black Light en tu estudio.

¡Claro! Después de caminar por el campo y recopilar inspiración, decidí crear algo que tuviera la habilidad de crear imágenes mentales intensas, como la partitura de una película de ciencia ficción. Luego comencé a escuchar un par de mis partituras favoritas para poder ponerme al tono con la vibra y entender, qué crea la tensión de esas atmósferas; es la contradicción de la harmonía, la combinación de lo que uno escucharía por oscuridad y por luz. Después empecé a tocar secuencias, acordes, drones, etcétera, hasta que tuve la fundación de “Scene One”. Tome extractos del contenido musical de -“Scene One”- y lo desarrolle para construir otra escena a través de esta. Así estuve trabajando hasta que tuve un par de escenas listas. Después revise el material para entrar a algo más profundo dentro de la vibra y de ahí salió todo.

Si entramos a tu estudio, ¿qué tipo de tecnología encontraríamos ahí?

Encontrarían muchas cosas, como synthesis análogas sustractivas y digitales, también, sintetizadores FM, samplers, grabadoras, mixers análogos, y demás. Pero esas herramientas no crean nada en absoluto. La inspiración fluye a través de mí y yo creo a través de las herramientas, así que si las cambio podría sonar diferente pero la esencia se quedaría igual.

3

¿Cómo es un día típico en el estudio?

En realidad no tengo un día típico, a veces mi mente está lista y tiene sentido estar en el estudio, a veces no es así y me tengo que forzar a hacer algo o salir a caminar, leer un libro o hacer cualquier cosa que levante mi espíritu; sin inspiración me es imposible crear, no puedo forzar la creatividad, ella viene desde adentro y luego decido lo que yo hago, ella es la mano, yo soy la pluma.

¿Cuáles crees que son las características de una máquina para que la haga especial comparada con un equipo digital?

La forma en la que las herramientas se comportan en torno al sonido las hace especiales y desde que las máquinas, como los plugins, tienen diferentes colores de sonidos, tienes que experimentar mucho para poder conseguir la experiencia suficiente y encontrar los colores que tienes a la mano y usarlos de acuerdo a lo que quieres conseguir.

Por favor, selecciona tres máquinas y dime, ¿qué papel desempeño cada una dentro de la producción de The Black Light?

Todo el álbum fue producido dentro de la caja, todos los sonidos que escuchas fueron hechos en computadora con plugins. No hubo máquinas en la producción sino más en el moldeo del master a través de un thermionic culture, un Vertigo VSC 2 y una DBX 160sl.

4

Selecciona tu máquina más rara o menos conocida y dinos, ¿qué te ofrece a comparación de un sonido digital?

Yo creo que todas las máquinas que tengo son bastante conocidas pero amo los Tape Recorders por ejemplo, y lo que hacen para diversificar los sonidos cuando lo grabas en tape. Me gusta el crujir y lo sucio que es el resultado, es como mandar algo al pasado, ningún plugin u otra máquina te puede ofrecer eso. Generalmente me siento así con cualquier cosa que sea vieja, defectuosa o incluso, de sonidos baratos, lo hace muy especial y autentico o, frágil y real, lo que difiere de la perfección del equipo moderno. Dicho eso, puedes construir una gran paleta de sonidos sin invertir mucho dinero. Solo si te gusta lo sucio.

En asuntos técnicos, ¿qué aspectos fueron los más difíciles a la hora de producir cada track? ¿Cuál fue el que te tomo más tiempo terminar y por qué?

El entrar en la vibra que esencialmente dibuja una línea roja conectando con toda la música del álbum. Eso es lo más complicado, el enfocarte, adentrarte y no pensar de más para poder dejar ir, si es que algo no funciona. Resolver los problemas técnicos es fácil pero no el mantener una mente abierta como artista.

5

No more articles