Científicos australianos publicaron en la revista Science Translational Medicine que se encontró que los productos a base de isopropanol ya no son tan eficaces para las bacterias pues estas se hacen resistentes a los desinfectantes utilizados en los hospitales. La comunidad científica hace un llamado para que las clínicas revisen sus esquemas de limpieza ya que ellas pueden llegar a ser mortales y además son capaces de colonizar los órganos y el torrente sanguíneo.

“Encontramos que las nuevas muestras,  tomadas después de 2010, fueron 10 veces más tolerantes a la exposición al alcohol que los aislamientos anteriores”.

Después de que la OMS alertara que son varias las bacterias que ya no responden a los antibióticos, médicos de la Universidad de Melbourne (Australia) advierten que ciertos tipos de bacterias también se están haciendo resistentes a los desinfectantes. Los científicos han empezado a notar que los enterococos resistentes a la vancomicina (ERV) y que suelen ser populares dentro de los hospitales, han aumentado su índice de tolerancia frente al alcohol. Una muy mala noticia si se tiene en cuenta que la mayoría de los desinfectantes, como el isopropanol con el que se limpian las superficies, están compuestos por el alcohol. Además, al ser una bacteria bastante inteligente, el VRE suele infectar a las personas que están débiles, no a las sanas, como aquellas que están en quimioterapia o acaban de recibir un trasplante. Una condición muy difícil de tratar si se tiene en cuenta que el ERV es también resistente a los antibióticos.Algunas recomendaciones que dan los expertos es usar desinfectantes que tengan como base otros productos, por ejemplo el cloro, y que sean más rigorosos a la hora de detectar infecciones en pacientes; aunque si las bacterias pudieron adaptarse a los desinfectantes tradicionales, también lo podrían hacer frente a los nuevos productos.

Fuente: El Espectador

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!