Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

En este mix te encontraras con Detroit, con Drumcode, con Robert Hood y con Basic Channel. Se trata de un auténtico repaso a lo que fue el mejor techno de los noventa, que te pondrá los pelos de punta al advertir que han pasado nada más y nada menos que 18 años desde que fue grabado (¡18 años!), pero que continúa increíblemente vigente.

Por aquel entonces, 1998, Tresor era el club de techno más importante del mundo.Ubicado en un emplazamiento distinto al actual, pero con una estética muy similar, las paredes de Tresor urdieron buena parte de lo que es el actual concepto de club y de techno. Adam Beyer acababa de fundar Drumcode hace escasos dos años, pero ya había definido buena parte de lo que sería su estilo pinchando por las cabinas de media Europa y produciendo tracks con sus tan característicos bombos tribales y sus loops repetitivos. En el set encontrarás algunos trabajos suyos muy buenos de estos inicios como Scream, que publicó bajo el AKA de Mould Impression (el segundo track del set).

nightclubbing-tresor-outside

Por su parte Jeff Mills aka The Wizard ya era uno de los artistas en la cresta de la ola. Se había mudado de Estados Unidos a Europa y pinchaba asiduamente en clubs de toda Europa, aunque era especialmente habitual en la cabina de Tresor. Ese mismo año, 1998, grabó su primer Essential Mix y ya por aquel entonces gustaba de realizar virguerías tras los platos haciendo alarde de su magnífica y precisa técnica. También es el año en el que publicó su popular Purpose Maker Compilation. 

nightclubbing-tresor-basement

Es lo que tiene el talento. Porque aquí continúan, en la cresta de la ola, haciendo bailar a los de siempre y a nuevas generaciones. «Las posibilidades del techno son ilimitadas», declaraba Jeff Mills el año pasado en una entrevista realizada por Vanity Dust. Quien conoce lo que es el techno sabe la verdad que esconden estas palabras y este mix lo prueba. El techno es capaz de reinventarse a sí mismo una y otra vez, revolverse, casi desaparecer y de pronto resurgir con la fuerza de un cañón, tal y como hacen los sonidos sintetizados de buena parte de los tracks que componen este set. Que aún te remueven.

Via: Vicious Magazine

 

No more articles