Share on Facebook
Share on Twitter
+

John Tejada es un tipo con mucho camino recorrido dentro de la musica. Nos preguntábamos por él, su música y por su familia, los Tejada de toda la vida. Resulta que nos enteramos que acaba de sacar nuevo álbum Where que supone la referencia número cincuenta de su sello Palette Recordings. Como gran aliciente Tejada cuenta en el track Desire de este álbum con la voz de Nicolette, asociada a Massive Attack a principios de la carrera del grupo, y con un nuevo enfoque musical, más soul, más árido o tenebroso de lo que es normal en el californiano.

¿Cómo ha evolucionado su manera de producir desde los años 90’s hasta ahora?
Mi evolución ha sido más o menos como la de todo el mundo que empieza en esto con más intuición que conocimiento. El productor de electrónica va cerrando una especie de círculo a medida que se va desarrollando como artista. A principios de los 90’s mi equipo de hardware era bastante limitado lo que desarrolló en mi una creatividad algo vasta que se ha ido refinando con el tiempo. A medida que investigas lo que tienes entre manos empiezas a divertirte y a retroalimentarte puesto que disfrutas con lo que haces y lo que es más mágico: aprendes. Después incorporas a tu equipo un ordenador con lo que adquieres una plataforma de trabajo que te propulsa hacia el infinito. Con el tiempo vuelves a echar de menos los instrumentos reales con los que puedes tocar lo que escribes. Pasas de la abstracción del software a dotar de fisicidad a una música que es entonces cuando sientes como tuya, lo cual es muy importante porque amas lo que haces y eso hace que te respetes a ti mismo como músico.

¿Le sigue atrayendo el tech-house? ¿No se ha sentido tentado por la corriente minimal?
No estoy muy seguro de mis gustos musicales porque cada vez es más difícil concretar en unos términos verbales que es lo que estamos haciendo. Además, la palabra “tech-house” siempre ha sido muy ambigua. En realidad trata de describir un híbrido que además hace referencia a dos de las ramas de la electrónica más importantes de los últimos años. En realidad no sé si la gente sigue haciendo tech-house. Yo creo que la mezcla de estilos ha emborronado el árbol genealógico de la electrónica de baile y hay mucha gente que se siente a gusto en esa indefinición. Yo por lo menos me guío más por los sentimientos que por el academicismo de las etiquetas. Por ejemplo, he disfrutado mucho con este mi último álbum, Where, porque he viajado hacia el lado más oscuro y desolado de mi alma, cosa que no es muy natural en mi. Entonces me he visto obligado a actuar y adoptar unas formas que no se proyectan a través de mi personalidad y eso siempre es muy divertido para un artista.

Durante el periodo que va de finales de los 90’s a mediados de esta década mantuvo un ritmo de producción muy elevado. En cambio desde hace dos o tres años ha bajado el caudal de publicaciones. ¿Se debe a alguna razón especial?
No he tenido demasiado en consideración esto que explicas. Si, voy a ser tópico, pero es verdad, disfruto haciendo música y vivo de ella así que lo demás se vuelve secundario. Bueno, a decir verdad por primera vez en mi vida voy a empezar a trabajar con un pequeño calendario con el que planearé algo más mis lanzamientos y colaboraciones. Igual si que es verdad que cuando uno vive de esto no le queda más remedio que profesionalizarse. Lo cual significa mantener un orden. Pero no mucho más. Imagino que la profesionalización acaba matando la creatividad.

Me imagino que trabajar para 7th City fue un orgullo para usted. Además de un buen trampolín hacia el reconocimiento mundial.
Si, Daniel Bell es muy amigo mío y a él le debo muchas cosas. Una buena amistad para empezar. Además de cinco EP’s en su sello que me ayudaron en mi carrera.

Explíqueme como fue la relación entre Detroit y la escena de electrónica de baile de la costa oeste de los EE.UU. Siendo usted originario de California se sintió alguna vez parte de esta escena de house?
Nunca me he sentido californiano en ese aspecto. Siempre me ha interesado mucho más lo que pasaba en Chicago, Detroit o New York. California es una burbuja en la que es fácil que te acabes perdiendo puesto que te sustrae de la realidad. Durante algún tiempo fue muy difícil encontrar referentes musicales fuera de las cuatro paredes de mi casa o de mi estudio. Eso está bien porque te ayuda a crear tus propios anclajes musicales. Pero por otro lado es algo duro sentirse al margen de los que te rodean. Además te ves tentado a recurrir a la nostalgia y a los recuerdos de infancia que acabas idealizando cuando tus héroes de infancia han sido Chris The Glove Taylor o Egyptian Lover y todo el material que salió de Techno Hop Records (sello de California que desde finales de los 70’s lanzó producciones de Ice-T o Jazzy D, entre otros).

¿Qué tal le va con su propio sello Palette Recordings? ¿Cual cree que es la impresión que tiene el público y el mercado en general de su sello que empieza a ser bastante talludito en años y cincuentón en referencias?
Palette está a punto de cumplir trece años y la verdad así como no me he preocupado de planificar mi trabajo, tampoco me ha quitado el sueño conocer la opinión del público a través de un estudio de mercado. Si la gente disfruta con lo que hago, me sentiré muy feliz, si por el contrario no gusta lo que hago… pues no me importa. Siempre he pensado que el único público al que debes convencer por todos los medios –y además con muchos kilos de honestidad de por medio- es a uno mismo. Todo lo demás es secundario o no importa.

¿Mantiene aún su relación artística con Arian Leviste con el que ha grabado un par de álbumes y una docena de doce pulgadas?
Si, creo que nuestra relación es inquebrantable después de 17 años trabajando juntos en esto de la música. Creo que es vital contar con una alma gemela en el estudio. Se podría decir de Arian que es mi público con mayúsculas porque nadie me conoce mejor que él. Nuestra manera de relacionarnos en el estudio es tan natural que es uno de mis públicos más especiales.

Y qué me puede decir de otra persona muy especial en cuestión de ingeniería de sonido, Justin Maxwell…
Otra persona muy importante en mi instrucción musical. Es un gran experto en programación de sintetizadores y me ayuda mucho en cuestiones referentes a encontrar el tono ideal para mis temas. Me lo paso muy bien con él porque es un tipo muy divertido y muy pedagógico a la vez. De hecho, la próxima referencia de Palette Recordings se titulará Palette All-Stars y estará firmada por Arian, Justin y yo mismo.

Muchos productores y Djs de EE.UU. comentan desde hace tiempo que Europa es una buena salida para esquivar la carestía de clubs en EE.UU. ¿A usted le pasa lo mismo?
No, ni mucho menos. En EE.UU. sigue habiendo buenos clubs. Los Angeles cuentan con muchos y buenos como por ejemplo, Walt Disney Concert Hall. Es inconcebible que alguien se pueda aburrir en LA, así que la fiesta no puede parar. No soy de los que gustan de abominar de su propio país y se lanzan en brazos de Europa como válvula de escape.

Fuente: clubbingspain.com

Share on Facebook
Share on Twitter
+
No more articles