Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Actualmente regiones como Roma, Veneto, Emilia Romagna y Cerdeña se encuentran en “estado de calamidad natural” debido a la abundancia de sequías e incendios. La capital Italiana atraviesa la peor sequía en 60 años debido a las oleadas de calor y a la falta de lluvias de los primeros seis meses de 2017 pues sólo han caído 157 milímetros de agua repartidos en 26 días.Solo en Roma se están viendo afectadas 2,9 millones de personas debido a las restricciones del suministro de acueducto; el lago de Bracciano (principal recurso hídrico de la capital) está siendo administrado de forma rigurosa ante la posible catástrofe medioambiental y preocupación de sequía. El ministro de Medioambiente, Gianluca Galletti, confirmó recientemente que la situación en Roma “es crítica” y que se podría permitir a la región pedir el “estado de emergencia” para activar los procedimientos de ayudas sobre todo al sector agrícola.

De igual forma algunas capitales asiáticas han reportado desde el comienzo del siglo que el abastecimiento hídrico para toda la población es insuficiente, por ende las migraciones humanas al continente europeo se ha duplicado desde entonces por solo este factor.

 

No more articles