Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Reducir el consumo de plástico y reciclar correctamente el que usamos, debe ser una prioridad en nuestra vida. Un plástico que sin duda es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad actual.

Ciudadanos que van al supermercado con botellas de plástico o latas de aluminio para obtener descuentos en el valor final de su compra. Esto es algo muy normal en Alemania y en otros 32 países o regiones del mundo, entre ellos, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia u Holanda. Los productos embotellados se venden por unos céntimos más, de esta manera solo pagan quien no recicla, el que contamina paga”.. . Sin embargo, se devuelve el valor al consumidor en forma de descuento cuando los deposita en los contenedores para su reciclaje.

Una forma diferente de fomentar el que la gente separe la basura en casa.

El intercambio se realiza en una máquina instalada en el propio supermercado o de forma artesanal en los comercios mas pequeños. Al meter la lata de aluminio o la botella de plástico en la máquina del supermercado, lo primero que hace es identificar el tipo de envase y comprueba que pertenece al sistema alemán de depósito mediante un sensor. Si es correcto, puede ser un recipiente de un solo uso (para reciclar) o de múltiples usos (para lavar y reutilizar). La máquina se traga el envase vacío, compacta el material e imprime un cupón descuento para el cliente. Si se trata de un envase para reutilizar, se pasa a un depósito distinto para posteriormente ir a un cuarto contiguo donde se va juntando en cajas con otras del mismo tipo.

Ecoportal.net

Ecoinventos

No more articles