Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

La caja de Daraprim pasó de costar $13.50 a venderse en $750. Mientras que producir cada pastilla cuesta $1, aunque según el director de la compañía farmacéutica, Martin Shkreli, eso no incluye otros costos como los de marketing y distribución. La decisión la tomó Turing Pharmaceuticals, una compañía con sede en Nueva York, que adquirió en agosto los derechos para Estados Unidos de las pastillas comercializadas como Daraprim, que se usan para tratar la toxoplasmosis. La decisión dijeron que se usaría el dinero para financiar la investigación de nuevos tratamientos. 

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que afecta a los pacientes con un sistema inmunológico debilitado, como los pacientes de VIH/SIDA, los que han tenido un tratamiento de quimioterapia o algunas mujeres embarazadas.

Daraprim, que también se utiliza para tratar la malaria, fue aprobado por la Administración Federal para los Medicamentos de Estados Unidos por primera vez en 1953 y fue comercializada durante años por la farmacéutica GlaxoSmithKline.

“Las compañías que nos precedieron lo estaban prácticamente regalando“, le dijo sin embargo Shkreli a la cadena de televisión Bloomberg. “Teníamos que generar beneficios con este medicamento”, se justificó el lunes el ejecutivo.

Y este lunes las acciones de la industria de la biotecnología cayeron significativamente en Wall Street, después de que la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton se comprometiera a tomar medidas contra las compañías que aumentan los precios de medicinas especializadas.

No more articles