Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

La nueva tecnología podría ofrecer una manera más segura y con menos gasto energético de enviar información entre dispositivos electrónicos portátiles, proporcionando una alternativa mejorada a los sistemas de comunicación inalámbrica existentes, según los investigadores, que la han presentado en la 37ª Conferencia Anual Internacional de la Sociedad de Ingeniería Médica y Biológica IEEE, en Milán (Italia).  El desarrollo, un sistema inalámbrico de ultra baja potencia que pueda transmitir fácilmente información por el cuerpo humano. Por ejemplo podría sería una red inalámbrica de sensores de salud. En sus experimentos, los investigadores demostraron que la comunicación magnética funciona bien en el cuerpo, pero probaron el consumo de energía de la técnica: 10 millones de veces más bajas que las del Bluetooth. Los investigadores también señalaron que esta técnica no plantea riesgos graves para la salud. Dado que esta técnica está diseñada para aplicaciones en sistemas de comunicación de potencia ultra baja, se espera que la potencia de transmisión de las señales magnéticas enviadas a través del cuerpo sean mucho menores que las de escáneres de resonancia magnética y dispositivos de implantes inalámbricos.

maxresdefault (1)

Otra ventaja potencial es que podría ofrecer más seguridad que las redes Bluetooth, que envían datos por el aire, por lo que cualquier persona situada a 9 metros puede espiarlos. En cambio, el cuerpo humano es menos vulnerable, y la comunicación magnética es fuerte en el cuerpo, pero disminuye drásticamente fuera de él (tampoco se transmite de una persona a otra).

Una limitación de esta técnica es que los campos magnéticos requieren geometrías circulares para propagarse por el cuerpo humano. Dispositivos como relojes inteligentes, diademas y cintas funcionarían bien con este sistema, pero no un pequeño parche puesto en el pecho para medir la frecuencia cardíaca, por ejemplo.

Mira más aquí:

 

No more articles