Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Recientes investigaciones expuestas en las revistas Medical Daily y psyciencia encontraron que el consumo exagerado de cafeína causa en el sujeto síntomas de abstinencia que podrían durar hasta dos meses debido al consumo de 1.000 mg o más al día, y en quienes toman la bebida de una forma moderada, los síntomas durarían apenas un par de días.

El consumo exagerado de café se ha convertido en un hábito común en una sociedad donde los niveles de estrés y el ritmo de vida parecen exigir un estado alterado de conciencia para subsistir. No obstante, la opinión común en relación con la cafeína seguramente cambiaría un poco si las personas tuvieran acceso a información importante acerca de los efectos secundarios de la abstinencia de cafeína y lo complejo que puede ser tratar dicha abstinencia.

“Las moléculas de cafeína son similares a las moléculas de adenosina (la cual tiene, entre otros, un efecto sedante e inhibitorio sobre la actividad neuronal). Esto significa que el consumo de café satura los receptores que emplea la adenosina y bloquea su función; al momento de ocurrir esto, la cafeína detiene la actividad de la adenosina al tiempo que estimula los neurotransmisores haciéndonos sentir energizados luego de beber una taza”.

La sintomatología de dicha abstinencia variaría entre la somnolencia, la irritabilidad, la jaqueca, la consipación, la dificultad para concentrarse, el letargo y la tendencia a la depresión, además, estos síntomas pueden incluir anomalías en el ritmo cardíaco, ansiedad y desorientación.Una hipótesis ya propuesta en estudios anteriores sugiere que los síntomas de la abstinencia del café podrían ser también una consecuencia psicológica de “creer que vamos a experimentar síntomas de abstinencia”, o en otras palabras, lo que se conoce como expectativa.

Por consiguiente los cambios de ánimo drásticos podrían verse reflejados en personas que son particularmente sensibles a los efectos de la cafeína o la han consumido durante demasiado tiempo.  El insomnio a causa de la abstinencia podría afectar anímicamente al individuo; también la suspensión abrupta del consumo podría empeorar la depresión.

No more articles