Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

A finales del siglo XX se comenzaba a oír sobre una sustancia  utilizada por los asistentes de las fiestas de rock con el fin de estimular su cuerpo y sentir satisfacción. Esta sustancia era conocida hasta por las abuelas pero ellas no sabían que se podía consumir en polvo y por la nariz; nos referimos al “Cacao puro” que comenzó a proliferarse como alternativa a las anfetaminas, cocaína y alcohol para liberar ráfagas de endorfinas y ayudarles a los curiosos a permanecer en pie por algunas horas adicionales.  La revista Shock argumenta que el uso del Cacao puro se popularizó hasta llegar a eventos electrónicos de los Estado Unidos como alternativa a los estimulantes tradicionales puesto que su consumo aceleraba el rendimiento de sistema nervioso central por la liberación de endorfinas y triptófano que incrementan la secreción de dopamina y obviamente la sensación de placer y energía se apodera del usuario.

La euforia dura entre 30 y 60 minutos, permitiendo sobreesfuerzo y ayudando a un mejor rendimiento; si esto se conjuga con música concluye en una mezcla de actividad y satisfacción que compite con las drogas ilegales callejeras. Los expertos dicen que es un efecto cien veces más fuerte que la cafeína y añaden que es totalmente legal,  económica y está disponible en el mercado, lo que le permitió convertirse en tendencia dentro de los jóvenes de Estados Unidos.  Además a este suplemento nutricional en formulas modificadas le adhieren Taurina, Guaraná, Ginkgo Biloba y Cafeína, transformándolo en un potente estimulante legal con perspectiva controversial. La comunidad médica no se toma a la ligera la legalidad ya que el uso del Cacao puro presenta contraindicaciones para la salud, esto debido a que su uso podría dañar los cilios y las membranas de la nariz, bloqueando así la oxigenación. De igual forma se corre el peligro de que estas partículas tan finas puedan ir directamente a los pulmones causando graves problemas respiratorios o en casos extremos paro respiratorio y/o cardiaco.

 

No more articles