'); } else { _e(''); } ?>
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Una paradoja es que siendo Colombia el país con el mayor número de especies de aves en el mundo, tenga amenazadas algunas aves como coclí, guacamayas, alcaravanes y bisbitas sabaneras entre muchas otras, pues estas ya no se ven en el piedemonte llanero, sobre todo en San Martín de los Llanos y Acacias (Meta). Un estudio reciente sobre las aves de dos municipios del Meta, reveló que de 761 especies registradas en la región, apenas quedan 44. Este departamento tiene la mayor cantidad de hectáreas de palma africana del país influyendo en que el 90% de las especies de aves que estaban en el Pidememonte llanero ya no estén.De acuerdo con la investigación de la bióloga Diana Tamaris, doctora en Ciencias y Biología de la Universidad Nacional de Colombia, la autora del estudio más reciente y amplio sobre el impacto del monocultivo de palma africana en las aves de Colombia, el panorama de plantas y arbustos que visitaban más de un centenar de especies migratorias desde Estados Unidos, Canadá, Argentina y Chile está siendo reemplazado por hileras de palmas de 30 metros de altura a donde las aves ya no llegan.No necesariamente significa que hayan desaparecido para siempre, sino que ante el desplazamiento paulatino de otras especies de árboles, las aves deben anidar y buscar alimento en otra parte. Ahora que Colombia es el cuarto productor de palma de aceite, y que el cultivo se encuentra en 124 municipios de 20 departamentos del país, la cifra debería estar actualizada. El último conteo es de 2016, y según Fedepalma, hay 141.068 hectáreas sembradas de aceite en el Meta, y 116.161 en producción, lo que lo hace el departamento con mayor número de hectáreas de palma africana en el país.La importancia de las aves en estos ecosistemas es vital, pues según la investigación, ejercen un control biológico que evita la proliferación de insectos nocivos para otros cultivos, no solo el de palma. “La ausencia de aves modifica la arquitectura de los bosques y la dispersión de frutos y semillas impidiendo que haya nuevos árboles y generando menos recursos para la explotación forestal”

 

Share on Facebook
Share on Twitter
+
No more articles