Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

El New York Times publicó una investigación de Proceedings of the National Academy of Sciences donde se califica a la disminución en poblaciones animales como una “epidemia global” y hace parte de “una sexta extinción masiva en curso” causada, en buena medida, por la destrucción humana de los hábitats animales. Las cinco extinciones anteriores fueron causadas por fenómenos naturales.Desde la jirafa hasta el pangolín, miles de especies animales han tenido bajas estrepitosas en sus números, una señal de que se acerca una era irreversible de extinción masiva, alerta el nuevo estudio. Los cálculos conservadores de científicos dicen que se han extinguido 200 especies en los últimos 100 años. La tasa “normal” de extinción registrada durante los dos millones de años pasados era de dos especies extintas cada siglo debido a la evolución y otros factores.

Hallaron que un 30 por ciento de los vertebrados terrestres –mamíferos, aves, reptiles y anfibios– han presentado declives y pérdidas en las poblaciones locales. En la mayoría del mundo, las poblaciones de mamíferos han perdido el 70 por ciento de sus integrantes por la desaparición de sus hábitats.Casos particulares que cita el estudio incluyen el del guepardo, que ya solo tiene unos 7000 especímenes; los orangutanes de Sumatra y Borneo, con menos de 5000 animales; los leones africanos, que han perdido el 43 por ciento de su población desde 1993; los pangolines han sido diezmados, y las jirafas, cuyas cuatro especies ahora tienen menos de 100.000 especímenes.

Los autores del estudio vieron las reducciones en un rango de especies —por factores como la degradación de su hábitat, la contaminación y el cambio climático, entre otros— y de ahí extrapolaron cuántas poblaciones se han perdido o están cerca de hacerlo, un método que también usa la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.Los profesores de la Universidad de Stanford Paul Ehrlich y Rodolfo Dirzo, no son alarmistas, pero advierten que los datos científicos respaldan sus aseveraciones de que el declive en la población animal y la posible extinción masiva de especies en todo el mundo podría ser inminente, y que otros científicos han subestimado ambos hechos.

Los autores sugieren que los estimados anteriores de tasas de extinción global han sido demasiado bajos en parte porque los científicos se han enfocado demasiado en la extinción completa. Se cree que dos especies vertebradas se extinguen cada año, lo que los autores recalcan “no genera suficiente preocupación pública” y hace parecer que muchas especies no están fuertemente amenazadas o que la extinción masiva es una catástrofe lejana.

“Hay solo una solución global, y es reducir la escala de la actividad humana”, dijo Ehrlich. “El crecimiento poblacional y el mayor consumo entre personas ricas está impulsando esto”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
No more articles