Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

¿De dónde viene la gravedad? En el siglo XVIII, Newton sugirió que es el centro de la Tierra el que atrae a la manzana, pero Einstein apareció siglos más tarde para corregirle: la gravedad es una fuerza que nos empuja desde el cosmos, y su fuerza depende básicamente del peso de nuestro planeta. Hoy, una colaboración mundial de más de 3.000 científicos ha vuelto a reescribir los libros de ciencia tras confirmar que la fusión de dos estrellas de neutrones conforma una fuente, no solo de ondas gravitacionales, sino de luz (en forma de rayos gamma) y de elementos pesados como el oro o el platino.

¿Se le ha caído alguna vez un anillo de oro al suelo? Pues todo lo que contiene esa escena nació en uno de estos eventos cósmicos.

El anuncio ha sido realizado conjuntamente por la colaboración de LIGO, recientes ganadores del Nobel de Física, y el Observatorio Europeo Austral, organización astronómica dirigida por el español Xavier Barcons. Los primeros fueron los encargados de detectar las ondas gravitacionales y los segundos, los que han confirmado que procedían de un evento de fusión de dos estrellas de neutrones situadas a 130 millones de años luz de distancia.

Y junto a ellos, un buen puñado de científicos españoles liderados por el Instituto de Astrofísica de Andalucía del CSIC. “Esto confirma muchas cosas“, explica a Teknautas uno de sus investigadores principales, Alberto Castro-Tirado, mientras se dirige en tren hacia Madrid, donde tendrá que dar una rueda de prensa en el Ministerio de Economía para explicar la contribución española al descubrimiento.

“Desde el telescopio pudimos detectar la luz de esta kilonova“, nombre para la fusión de dos estrellas de neutrones y un fenómeno nunca antes observado. “Hemos confirmado por primera vez que dos estrellas de neutrones producen, justo antes de la fusión, ondas gravitacionales, a los dos segundos llegó un destello de rayos gamma y en las horas y días siguientes hemos visto la emergencia de materia eyectada al espacio interestelar a unos 60.000 kilómetros por segundo, a una quinta parte de la velocidad de la luz”, explica Castro-Tirado.

Estas dos estrellas eran de 1,1 y 1,6 veces la masa de nuestro Sol, “y cuando se han fusionado, parte de la materia ha ido a emitir ondas gravitacionales, otra parte a formar un objeto ultradenso que todavía no sabemos cuál será, y otra ha sido eyectada”, dice el astrofísico. “Lo que hemos visto es cómo se han sintetizado ahí elementos más pesados que el hierro, lo que viene a confirmar que el oro o el platino son generados en eventos de este tipo”.

Epígrafe para principiantes

Comencemos por el principio. ¿Han visto ‘La guerra de las galaxias’? Uno de los escenarios es el planeta Tattooine, conocido por tener dos soles. En astronomía, eso se conoce como un sistema binario.

Ilustración de las dos estrellas de neutrones colisionando. (ESO)
Ilustración de las dos estrellas de neutrones colisionando. (ESO)

Cuando tras miles de millones de años los dos soles acaban por agotar todo su combustible, empiezan a encogerse hasta formar una pelota de unos 10 kilómetros de radio con una masa equivalente a medio millón de planetas como la Tierra. Es uno de los objetos más densos jamás conocidos, equivalente a reducir un Boeing 747 al tamaño de un grano de arena.

En algunos casos, como el registrado en esta ocasión por los científicos, estas dos estrellas de neutrones comienzan a girar en un baile endemoniado que las acerca más y más, hasta que llega un momento en que colisionan y se funden, momento tras el cual se forma un nuevo agujero negro.

En ese proceso, llamado kilonova y nunca antes observado, estaba teorizado que se generaba una enorme cantidad de energía en forma de ondas gravitacionales, rayos gamma y elementos químicos pesados. Hoy, todo eso ha sido confirmado.

Así se produjo el descubrimiento

Hace 130 millones de años que se produjo esta fusión de estrellas de neutrones, pero las ondas gravitacionales emitidas en este evento —que viajan a la velocidad de la luz— no llegaron a atravesar el planeta Tierra hasta el pasado 17 de agosto. Era la quinta vez que este esquivo tipo de ondas es detectado, pero en todas las ocasiones anteriores la fuente era la fusión de dos agujeros negros, de donde, como se sabe, la luz no puede escapar.

Esta lucecita, encendida durante dos segundos, es la que da pie a todo. (Ciemat)
Esta lucecita, encendida durante dos segundos, es la que da pie a todo. (Ciemat)

“Hasta ahora, nada de lo que se había detectado tenía contrapartida en el espectro visible“, explica a Teknautas el matemático Alberto Castellón, de la Universidad de Málaga y uno de los españoles involucrados en este hallazgo. El chispazo de rayos gamma producido apenas duró dos segundos, tiempo suficiente para ser detectado. “Tenemos una red de telescopios en todo el mundo precisamente para detectar este tipo de fenómenos transitorios, que duran apenas unos segundos, y lo hemos cogido con el que tenemos en México”, explica Castellón.

“Este telescopio robótico, ubicado en el observatorio de San Pedro Mártir, era el único capaz de captar el evento, ya que sucedió en el hemisferio austral. Intentamos apuntar los telescopios, incluso el que tenemos en Canarias, pero era muy difícil de observar porque el evento estaba en el hemisferio sur, físicamente era imposible apuntarlo tan abajo, por eso la detección se hizo en los observatorios de la ESO en Chile”, explica Castro-Tirado.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-10-16/estrella-neutrones-gravedad-oro-platino_1461708/

No more articles