Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, argumentará que no puede ser extraditado de Reino Unido a Suecia por los presuntos delitos sexuales que se le imputan en este país porque podría acabar en Estados Unidos enfrentándose a la pena de muerte, según han relevado este martes sus abogados.

A este respecto, inciden en que se pide su extradición no para juzgarle, sino para interrogarle, y que los cargos que se le imputan no son susceptibles de extradición. Por otra parte, la defensa de Assange también criticará el modo en el que se llevó a cabo la investigación en Suecia, defendiendo que, “contrario a la legislación sueca”, un fiscal en funciones dio a conocer el nombre del fundador de Wikileaks a la prensa como sospechoso en la investigación por violación. Assange ha sido acusado por dos mujeres que trabajaron como voluntarias para Wikileaks de haber abusado de ellas sexualmente e incluso de haberlas violado.

Después de que las autoridades suecas anunciaran que Assange había sido exculpado de violación por el fiscal de Estocolmo, tuvo lugar un “proceso secreto” que dio como resultado la denuncia por violación ante un nuevo fiscal. Este proceso, prosigue el argumentario, supuso una “flagrante violación” de los derechos de Assange. Los abogados del australiano también acusan a las autoridades suecas de filtrar documentos legales a la prensa y de que no se han dado a conocer íntegramente los mensajes de texto enviados a una de las mujeres, en las que ésta afirmaba que estaba “medio dormida” cuando tuvo lugar la relación sexual con Assange.

No more articles