Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

La interacción social se define como la influencia de un otro sobre el individuo, ejerciendo en este último consecuencias en su biología y psicología. Este proceso es totalmente necesario para el ser humano porque somos una especie netamente social adaptada a un entorno que así lo exige; nacemos vulnerables en un contexto para el cual no estamos preparados evolutivamente sin que medie un semejante que porte el lenguaje.

Entonces, es a partir de la interacción social donde surge la inteligencia residuo de las discusiones, la prohibición y la imitación que facilita el proceso adaptativo y luego el desarrollo evolutivo. Por ende, un simple saludo al llegar a un lugar o el hecho de atender a alguien que necesita ser guiado, exige a nuestro cerebro realizar enlaces para procesar la información y transmitirla.¿Ahora imaginemos cuánta sinapsis hace nuestra psique en un evento masivo donde colocamos todos nuestros sentidos, emociones y apegos? Allí vamos a cruzar pensamientos que tenemos frente a determinados conceptos, entablamos amistades nuevas que claramente tienen algunos de nuestros gustos e ideales, hacemos real vínculo con nuevos sonidos para nuestro cerebro, reímos, imaginamos, proyectamos…

La ciencia ha expuesto que solo son necesarios 10 minutos de interacción social para activar zonas neurales que favorecen el desempeño del individuo (Nos sobrecalificamos con más de 6 horas de baile). De igual forma, algunos estudios afirman que el aislamiento social es perjudicial para la salud física y mental de las personas, ya que los sujetos que evitan las conexiones humanas tienen riesgo de mortalidad superior que aquellos que se relacionan; incluso algunos estudiosos aseveran que es directamente proporcional el tipo de interacción social con la cognición.Para concluir recordemos que la cultura es la que nos inscribe a conductos regulares que nos dirigen a comportamientos asertivos y productivos para el bien común; es allí donde nacen las capacidades mentales como la inhibición, el control del pensamiento y la proyección que en últimas nos hace una especie racional y diferente al resto.

Así que a moderar nuestros espacios de introspección y a abrirnos al mundo de las relaciones para obtener algunos de los siguientes beneficios:

  • La intención favorece la comprensión intelectual y afectiva entre las partes
  • Aumenta la cognición
  • Estimula procesos mentales disminuyendo el deterioro cognitivo.
  • Retrasa la perdida de la memoria
  • Beneficia la agilidad mental y
  • Aumenta la inteligencia
No more articles