Eres Fan?
107
shares
Share on Facebook
Share on Twitter
+
What's This?

“Este es un problema que tiene que ver con la comodidad de cada uno y así es muy complicada la solución”.

Añade que las partículas contaminantes del aire son tan diminutas, que el ojo humano no las alcanza a ver y, por eso, no le da al tema la importancia que merece.
“Nos enfermamos y no sabemos que es por la mala calidad del aire. Y viviremos 40 años con este problema”, por lo cual conminó a los sectores privados y públicos, así como a los ciudadanos, a unirse en la adopción de medidas que solucionen el caos ambiental.
Datos revelados el año anterior durante la contingencia ambiental sostuvieron, en palabras del concejal Simón Molina, que en Medellín se mueren más de 3.000 personas al año por enfermedades pulmonares y cardiorrespiratorias, asociadas a la mala calidad del aire.

En Medellín y el área metropolitana, el censo de 2014, el más reciente, mostraba un parque automotor de 1’234.946 vehículos y motos, con tendencia al crecimiento.
Se calcula que a 2030 el número total será de un millón de automóviles y un millón de motos. Lo grave para el aire es que las fuentes móviles -vehículos- aportan el 80 % de la contaminación.

Baja esperanza de vida
Carlos Hoyos, director del Siata, expone la dificultad de que las medidas a largo plazo se reflejen y hagan ver que se está actuando. El Siata, de por sí, es un avance, pues es un sistema pionero en el país en medir la calidad del aire en distintos puntos del Valle de Aburrá, lo que ayuda a la toma de decisiones.
“En Medellín no hemos sido capaces de generar empleo sostenible asociado a la calidad del aire”, sostiene Hoyos e invitó a los gremios privados a aportar a la solución de esta problemática.

Opciones como incentivar el teletrabajo pueden ser el aporte de los gremios privados a la descontaminación, propone Hoyos.
Pronostica que si en los últimos años la esperanza de vida de los colombianos se ha ampliado alrededor de los 70 años, la amenaza de la mala calidad del aire hará que de nuevo esa esperanza caiga a niveles más bajos.
El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, no niega la gravedad del problema. Incluso, el martes sostuvo que la ciudad, en el Centro, estuvo en alerta naranja por los altos niveles de contaminación que presentaba el aire.

“Este es un llamado de atención. La roja quiere decir que el aire que se respira ya es dañino para la salud y hay que tomar acciones. Como todos contaminamos, todos ponemos”, expresó al invitar a los ciudadanos a usar menos el vehículo particular y a utilizar la bicicleta y el transporte público. Al Área Metropolitana le pidió ejercer controles más severos a los vehículos contaminantes, especialmente volquetas y buses, como hacerles comparendos e impedirles movilizarse.
“Para nosotros es imposible descartar una emergencia ambiental, acá los cambios atmosféricos por la contaminación que generamos todos hacen que en cualquier momento podamos volver a vivir una emergencia”, señaló.


+ Afina y da mantenimiento a los automóviles.
+ Maneja menos para reducir las emisiones contaminantes.
+ Anda en bicicleta, camina, usa el transporte público y comparte tu auto con compañeros de escuela y trabajo.
+ Evita quema de basura y llantas, así como el uso de cohetes artificiales.
+ No compres artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.
+ Recicla la basura, reutiliza o abona todo lo que puedas.
+ No tires basura en la calle, bosques y parques, envolverla o taparla bien en la casa.
+ Usa racionalmente los plaguicidas y fertilizantes en tu jardín.
+ Evita el consumo de tabaco.
+ Cuida los bosques, no hagas cosas que puedan provocar incendios ni destruir las zonas verdes de la ciudad.
+ Disminuye el uso de productos de limpieza
+ Deshazte de los desechos peligrosos y de los químicos de la forma adecuada. Algunos de ellos son baterías, aceite de motor, puntura, solventes. Busca los lugares donde se depositan este tipo de desperdicios.

No more articles