Eres Fan?
Share on Facebook
Share on Twitter
+

Cuidado, Atención se están comercializando cartones de LSD falso:

– Pueden traer cualquier dibujo, casi siempre traen los clásicos como hoffman bicicleta, shiva, etc.

– El sabor es horrible, verdaderamente insoportable. El LSD verdadero no tiene ningún sabor sin importar la dosis. Los cartones con LSD verdadero a veces tienen un sabor muy leve debido a otras cosas como la tinta del dibujo o una substancia que se usa para que el LSD dure mas en el cartón. Pero los cartones con LSD falso tienen un sabor exageradamente fuerte, en dosis altas suele provocar dolor de estómago y diarrea.

– Siempre vienen en cuadros notablemente mas grandes de lo normal.Los cartones verdaderos suelen ser cuadros muy pequeños.

– Están hechos de un cartón que se ve muy de baja calidad, como un cartón cualquiera de ese suave y que fácilmente se separa en dos capas.El cartón verdadero suele ser un cartón mas delgado pero duro.

– Como lo dice el punto anterior el cartón se separa fácilmente en dos capas, se sospecha en en medio de las dos capas se encuentra la sustancia desconocida (LSD falso).

– El dibujo suele tener colores algo opacos o pálidos y a veces el dibujo se ve con mala calidad de impresión. Los LSD derdaderos suelen tener diseños muy buenos y con colores brillantes.

– El “precortado” de los cuadros es de tipo linea punteada y de mala calidad ya que al querer separa un cuadro es normal que se corte checo.

– Son mas baratos.

– El efecto tarda más en comenzar y la subida no es tan emocionante como la del LSD. En momentos se siente como que sube pero después ya no se siente nada y luego regresa, o sea un efecto una subida muy inestable. El LSD suele subir de manera lento pero muy constante y cómodo.

– El LSD FALSO provoca visuales muy similares a los del LSD verdadero pero los visuales son mucho menos y solo aparecen si un se concentra mucho, los visuales del LSD falso no son muy divertidos ya que carecen de “magia”.

– El LSD falso provoca malviajes, el LSD verdadero también provoca malviajes pero el falso lo va a hacer siempre y son unos malviajes muy extraños con efectos fisicos corporales como malestar estomacal, dolores en el corazón, en la espalda, dolor de cuello, de cabeza, etc. Y mucha taquicardia.

– Como lo dice el punto anterior provoca dolores en varias partes del cuerpo especialmente en dosis altas, muy peligroso especialmente por los dolores en el corazón.

– El efecto baja mucho antes que el LSD real, con los cartones falsos el viaje termina entre 4 y 7 horas y baja muy de golpe, uno se siente completamente normal cuando baja. Con el LSD real el efecto tarda mucho en bajar y lo hace muy lentamente, tan lento que uno se siente completamente normal hata el día siguiente. El LSD FALSO tiene una bajada completamente de golpe, como de menos de una hora y es muy desagradable, la persona queda con una mala sensación.

– Un rato después de la bajada comienza una depresión total (creo que le llaman mono) parecida a la que se siente después de fumar mucho crack o algo asi. Éste bajón depresivo es muy fuerte (solo si la dosis fué alta) y puede durar entre 2 y 4 horas. Esto nunca sucede con el LSD real, ni siquiera en dosis muy altas, el LSD real siempre tiene una bajada muy lenta y agradable y no deja nada de resaca ni bajon físico.

– Es posible que existan cartones de LSD FALSOS con características diferentes a las que se mencionan aqui, ya que existen muchísimas substancias diferentes que se pueden usar para simular un LSD.

Estos cartones falsos son cada ves mas comunes, muchas personas los han probado sin saberlo y piensan que consumieton LSD, ya sea por que no tienen mucha experiencia o por que en dosis bajas si puede parecerse mas al LSD real. En dosis altas como de 2 o 3 cuadros en adelante es cuando uno se da cuenta (de la peor forma) que ha consumido otra cosa que no es LSD. El viaje con un cartón falso puede ser muy fuerte pero jamás será tan enriquecedor o mágico como el del LSD real. El LSD real es completamente mental, el único efecto físico son las pupilas dilatadas pero con los cartones falsos podrás notar muchos efectos físicos reales como dolores e incomodidades en cualquier parte del cuerpo y es algo verdaderamente desagradable y muy peligroso.

Tambien se han presentado hospitalizaciones y muertes relacionadas con sobredosificaciones de esta sustancia. Lo más seguro es evadir cualquier tipo de LSD. Estás advertido no te dañes ni nos dañes a los demás, no juegues con tu VIDA.

 

No more articles