Aquí lo descubrió al público español un dj que se llama Ángel Molina. ¿Le conoce? ¿Ya le ha dado las gracias?
No, a él no lo conozco, sé que incluyó mi track en su Cd mix pero no te puedo decir mucho más. Estoy un poco desconectado de la movida techno. Paré de pinchar techno hace diez años y ahora no conozco a nadie en todo esto. Bueno si, conozco a Theo Parrish pero del resto no sé nada. Ahora pincho más downtempo que uptempo. Empecé pinchando techno pero después me pasé al jungle de mediados de los 90’s y así seguiré siempre que en mi cabeza se produzca ese ”click” que me mueve a pinchar un estilo u otro.

¿Por qué paró de pinchar techno?
Porque mi filosofía a la hora de acercarme a la música se parece más al hip hop. Una entidad abierta que aglutina muchos afluentes musicales. El techno es algo más cuadrado en ese aspecto concreto y acabó por cansarme porque con el tiempo me di cuenta que no daba más de si. Y yo apuesto siempre por el freestyle. Me sigue encantando la movida L.A. y creo que California sigue siendo un paraíso para los amantes del hip hop. También me apasiona lo que hace Dabrye, le ha cogido el tono a su hip hop y me mola su rollo. Es capaz de meter diferentes estilos en un solo track. Esa es mi obsesión. Que uno suene a todo.

Pues su álbum Cult Copy parece la obra de un productor obsesionado con el techno. Incluso tengo amigos que creían que Aardvarck era un nuevo alias de Carl Craig.
Si, lo sé. Como te he dicho antes no sé nada de techno así que la clave está en sacar la música de tus sentidos, sentimientos y emociones. Toda mi música está en mi cabeza. No existe un contexto fuera de mí que me influya. Bueno si claro, Carl Craig. De hecho, este álbum es un homenaje a Carl Craig en su faceta 69 y Paperclip People. Yo quería más tracks de esos proyectos de Craig pero paró la producción y me dije: ”Pues vas a tener que hacerlos tú ahora si quieres seguir disfrutando de esa música”. De ahí el título del L.P., ”Culto y copia… a Carl Craig”.

¿Es verdad que produce con Fruity Loops?
Si, es verdad, si. Es simple pero yo soy simple. Adoro las cosas simples. Me gusta trabajar rápido, sin pensar las cosas y para mí Fruity Loops es perfecto porque me permite trabajar de manera veloz. Lo retorcido no me gusta. Lo que tiene que ocurrir sucede en un momento, es como una iluminación momentánea que da brillo a lo que tengas entre manos. Aquel click que decía se activa en tu cerebro pasa al ordenador como hace la corriente eléctrica a través de un enchufe. El sentimiento tiene que pasar rápido de tu cerebro al ordenador para que no se pierda parte de la energía por el camino. Todo de manera natural, sin artificios.

Y por qué se empeñó en hacer un disco de techno ahora que lo ha dejado…
Porque los chicos de Rush Hour vinieron a mí y me pidieron que hiciera lo mismo que en los 90’s que era cuando me empezaron a seguir como productor. Se trataba de un encargo para homenajear al Aardvarck de mediados de los noventa que Aardvarck le dedicó a su vez a su padre espiritual: Carl Craig.

Entonces quedamos que en sus sesiones el factor sorpresa es muy importante.
Si, la sorpresa excita y yo quiero excitar en todos mis sets. Me gusta pinchar Slayer y después a Portishead. O al revés. Lo importante es bombardear al público con emociones.

Perdone los prejuicios pero viéndolo aquí a mi lado me da la sensación que está usted interesado en otras muchas disciplinas artísticas al margen de la música…
Si, claro. En las chicas.

Pues aquí en el Sónar día tiene trabajo.
Si, bueno ahora mismo me refería a mi chica. Aquí sólo miro.

Mirar es muy importante en el trabajo del Dj…
Si, más bien captar lo que no se ve. El rollo del público muchas veces no se manifiesta en estímulos visibles hasta que no pones el tema apropiado…

Aquí entre el MACBA y el CCCB debe disfrutar de lo lindo porque estamos bombardeados constantemente por estímulos visuales y auditivos.
Si, de momento me gusta este festival porque aquí viene a disfrutar de la música los melómanos y eso es muy importante. La gente se interesa por lo que haces y aunque no le guste lo respeta aunque no lo acabe de entender. Ese es un buen inicio para comprender.

Una vez ha vuelto a la vida techno, ¿no le gustaría producir para otros sellos?
No, estoy muy cómodo en Rush Hour. Además yo soy un artista y me cuesta mucho vender mi música a otros proyectos. No soy empresario, ¿sabes? Yo sólo soy el mono detrás de las máquinas que emite música mientras otros le miran. Rush Hour es un sello donde cabe todo y por tanto en el que seguro también yo quepo. Además ahora vamos a sacar un álbum de mi otro proyecto Rednose Distrikt con un cantante holandés que se llama Benny Sings. Otro rollo más broken beats, nada que ver con Aardvarck.

Usted prefiere que le caigan los encargos más que ir detrás de ellos. Ese esfuerzo desgasta, ¿verdad?
Tengo a mi socio en Rednose Distrikt, Steven De Peven, que más o menos se encarga de eso. De todos modos nosotros creamos música para la gente no una red de gente con distintos intereses en la música.

Esperemos que su nuevo disco como Rednose Distrikt tenga tanto éxito como Cult Copy.
La respuesta del público a ”Cult Copy” ha sido increíble. Más increíble me parece después de haberlo grabado durante los últimos seis años. En todo ese tiempo grabé cientos de tracks en mi ordenador lo que complicó mucho la selección de tracks para el listado definitivo. Fue un trabajo complicado que movilizó las oficinas de Rush Hour.

Paradójico, le gusta trabajar rápido pero para completar un álbum se tira seis años.
Claro, porque hasta que los dueños de Rush Hour no se interesaron por mi nadie había escuchado antes esos temas. Empecé a trabajar sin preocuparme de los demás. Seis años sin mostrarle mi música al mundo. Mira cuanta gente allí arremolinada, ¿a quién esperan? ¿A Elvis?

Me parece que hacen cola para todo lo contrario; para ver a la última sensación del momento; The Knife. Hablando de Elvis, ¿a usted le gusta el rock clásico?
Si, me encanta. España es más rock que techno, ¿no?

Hoy más que nunca. Escúcheme, se habla de usted como uno de los hombres del momento en Ámsterdam. ¿Qué tal su ciudad?
Es una ciudad muy fácil para vivir. A veces tenemos buenas fiestas pero en general faltan buenos clubs con una programación aceptable y constante. Echo de menos clubs frescos.

Ábralo usted entonces.
No, no… yo estoy muy ocupado haciendo música. No tengo a nadie de confianza en quien delegar las tareas. Música y negocios no se llevan bien.

Hábleme de sus proyectos entonces.

Estoy montando un proyecto con un músico cubano. Sonará así como música latina moderna.

Se me ocurre que debe estar un poco frustrado porque su éxito le ha venido gracias a un proyecto que en realidad no es la niña de sus ojos.
Si, es muy raro. Le pasa un poco igual a Dabrye. Los dos podríamos quejarnos de lo mismo. Con la salvedad de que él es un buen productor y yo no tanto.

Y antes de acabar me podría decir que relación mantiene con Theo Parrish.

Lo conocí en Ámsterdam. ¿Sabes lo que me gusta de su música? Que es muy low-fi y muy deep pero trabaja dentro de tu cabecita y te va como perforando. ¿A ti te pasa igual?

http://rapidshare.com/files/87719530/Aardvarck_LivePA_At_Noorderslag_2008_Groningen-12-01-2008-DC.zip

Tomado de: http://www.clubbingspain.com/

No more articles
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!