Share on Facebook
Share on Twitter
+

¿No es extraño escuchar que alguien no ama la cerveza?

La cerveza es una bebida alcohólica que se fabrica con granos fermentados en agua y en su mayoría con ingredientes naturales que contienen vitamina B, D, minerales, fibra y antioxidantes que contribuyen al cuerpo a aumentar por ejemplo los niveles de ácido fólico. Es por lo anterior que esta bebida puede incluirse en una dieta habitual sin ser perjudicial para el organismo ya que si se consume moderadamente resulta beneficiosa; además el aporte calórico de un vaso de cerveza es mínimo, sólo consta de 84 kilocalorías una pequeña porción comparada con la cantidad recomendada de 2.000 calorías diarias para mujeres y 2.500 para los hombres.Muchos son los estudios científicos que aprueban el consumo moderado de cerveza, a continuación resaltaremos los principales beneficios que esta maravillosa bebida le aporta al cuerpo humano:

  • Una cerveza diaria puede ayudar a reducir el riesgo de tener un accidente cerebrovascular o enfermedades cardiovasculares, pues esta bebida puede ejercer un efecto protector en la aparición y progresión de la aterosclerosis, así como sobre distintos factores de riesgo cardiovascular, especialmente en la población con riesgo cardiaco moderado-alto.
  • El consumo moderado de cerveza no tiene incidencia en el aumento del índice de masa corporal. Un estudio demostró que la relación cintura-cadera no se vio alterado tras la ingesta moderada de cerveza, esto porque la cerveza es una bebida compuesta en un 90% por agua.
  • Se ha encontrado que la cantidad de colesterol es reducido cuando se toma una copa moderada de alcohol. Los nutrientes que incluye la cerveza también contribuyen de manera positiva sobre el organismo, especialmente los antioxidantes y las isohumulonas, que entre otras funciones, regulan la concentración del colesterol. Las investigaciones también han concluido que la presión arterial sistólica se vio reducida tras el consumo moderado de cerveza.
  • Por lo anterior consumir moderadamente cerveza disminuiría el envejecimiento ya que el colesterol envejece dos veces más rápido que el consumo de alcohol.
  • Beber cerveza ayuda a evitar los dolorosos y molestos cálculos renales, ello gracias a su alto contenido en agua y lúpulo. Estos últimos evitarían que el calcio se desprenda de los huesos.

Además

  • La cerveza sin alcohol podría contrarrestar los efectos neurodegenerativos inducidos por el aluminio. El efecto inhibidor del silicio y la capacidad antioxidante del lúpulo podría estar implicados en este efecto positivo que ayuda a contrarrestar los efectos oxidativos del aluminio.
  • Los polifenoles de la cerveza podrían modificar la composición de la flora microbiota intestinal, favoreciendo el crecimiento de algunas bacterias beneficiosas e impidiendo la proliferación de otras perjudiciales, lo que podría favorecer la digestión.

Como vemos, la palabra “moderado” se reitera insistentemente en cada uno de los beneficios que esta maravillosa bebida le trae al cuerpo, los resultados de las investigaciones muestran que este hábito está cercano a las recomendaciones de los profesionales en nutrición. Aunque el consumo de alcohol tenga estos beneficios, las autoridades médicas han recomendado no beber más de 14 copas a la semana para el caso de las mujeres y 21 para los hombres ¡A tomar cerveza!Bibliografía

Beneficios del consumo de cerveza

Estudios científicos para los beneficios de la cerveza

Cerveza y sistema cardiovascular

No more articles